El Blog de Nanos

Psicología en el dibujo infantil: ¿Qué nos enseñan con el trazo?

Deja un comentario

sun-451441_1280Algo tan sencillo como un papel en blanco y unos cuantos lápices se convierte en manos de un niño en una de las heramientas más útiles para fomentar su imaginación. También para permitirle expresar su personalidad, en pleno desarrollo, y conocer qué le gusta o le disgusta o, a veces, qué puede preocuparle.

Cuando los más pequeños dibujan están poniendo sobre el papel sus preferencias y su visión particular del mundo; una visión que difiere en cada uno de nosotros y que dice mucho de la riqueza de su mundo interior. En definitiva, se trata de una puerta a la persona y de una vía para su autoconocimiento y para el aumento de su confianza en sí mismo. Permite expresar sentimientos, desarrollar habilidades y madurar como persona.

Por eso es tan importante para los padres poner interés en esta forma de expresión para conocer mejor a sus hijos. En este sentido, hay ciertas señales de alerta que pueden servir para paliar posibles problemas psicológicos. Por ejemplo, los expertos apuntan que dibujar de forma asimétrica, con muchas puntas, o la repetición de números y letras en progresión ascendente, pueden significar agresividad.

El tamaño de las figuras humanas también importa: que el niño dibuje a su familia o a sus amigos y se ponga a él mismo en primer lugar o más grande que el resto puede denotar egocentrismo. Del mismo modo, dibujar figuras muy pequeñas o comprimir todo el dibujo es síntoma de inseguridad, así como las constantes rectificaciones sobre el papel. Omitir a un miembro de la familia suele ser indicador de celos hacia ese miembro (por ejemplo, un nuevo hermano).

También se pueden adivinar aspectos positivos a través de la expresión. Las caras sonrientes, los animales como peces, mariposas o pájaros… significan motivación. Además, rasgos como la constancia (o, al contrario, la falta de paciencia) se dejan ver en el nivel de detallismo o de impulsividad a la hora de dibujar. Si, además, tu hijo tiende a representar la figura humana con brazos extendidos y ocupando mucho espacio en el papel, puede ser un claro reflejo de que tiene una gran autoestima.

En cualquier caso, todo rasgo alarmante debe ser analizado por un profesional. No conviene alertarse ni preocuparse en exceso: ante cualquier duda, puedes ponerte en contacto con el centro Nanos de Seseña para que nuestra psicóloga Nanos te asesore.

Anuncios

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s