El Blog de Nanos

5 razones por las que debes dedicar tiempo a jugar con tu hijo

Deja un comentario

padres-niñosParece obvio, pero merece la pena recordarlo: es importante pasar tiempo con nuestros hijos y jugar con ellos como pilar clave de su desarrollo. Aunque se trata de una máxima que todo padre lleva grabada en su repertorio de deberes, muchas veces el ritmo de vida, el trabajo, las preocupaciones, la falta de tiempo… hacen que dejemos de lado pasar cierto tiempo disfrutando de los pequeños de la casa. Hoy en El Blog de Nanos os damos algunas razones de peso para hacer hueco en nuestra agenda y optimizar ese tiempo en familia.

  1. La edad importa

Los niños de hasta tres años de edad son los que más necesitan el contacto constante con sus padres, ya que hasta ese momento normalmente no se relacionarán con asiduidad con otros niños. Además, esta etapa es clave para crear fuertes lazos familiares que luego se seguirán construyendo a lo largo del tiempo y que ayudarán a evitar conflictos posteriores en etapas más complejas, como la adolescencia.

  1. Ejercicio para el cerebro

Cuanto más se estimule al niño a través del juego, más le ayudaremos a desarrollar todas sus capacidades, especialmente su creatividad e imaginación. También sus habilidades cognitivas y emocionales. Jugar es una vía perfecta para que el pequeño aprenda a relacionarse con su entorno en un marco de seguridad y confianza. La atención de los padres sirve de mucho a la hora de mejorar la autoestima del niño.

  1. Aprender a relacionarse

Los niños pasan gran parte del día en contacto con amiguitos de su edad, familiares… Es importante que aprendan a relacionarse adecuadamente desde muy pequeños. Desarrollar sus habilidades sociales resulta básico para desenvolverse en el mundo, y los padres son un importante filtro a la hora de determinar cómo deben comportarse en su entorno: jugar en grupo, compartir, resolver conflictos, defender sus puntos de vista…

  1. Conocer su cuerpo 

Gracias al juego, el niño puede conocer su cuerpo y sus posibilidades, y utilizarlo como forma de expresión. Además, sirve para conocer sus límites. En edades más tempranas, con estas actividades lograremos que los más pequeños agudicen sus sentidos y que agilicen sus movimientos.

  1. Interiorizar rutinas

El juego también resulta muy útil para introducir al pequeño en las rutinas de su día a día, a través de actividades como recoger su cuarto, ordenar sus juguetes, etc. De esta forma, conocerán y se harán responsables de su espacio de una forma divertida.

¿Cuánto tiempo debo dedicarle?

Los expertos aseguran que, como mínimo, es necesario dedicar media hora diría al juego con nuestros hijos. Eso sí, tan importante como el tiempo dedicado es la calidad: si tenemos un mal día, tal vez sea mejor guardar esa ‘ración’ de juego para otro momento.

Media hora puede parecer poco tiempo, pero es más que suficiente si se hace de la forma adecuada, estimulando y dando cariño al niño y ayudándole en su desarrollo. Además, no olvidemos que también nosotros podemos aprender de ellos. Seguro que volver a disfrutar de una pompa de jabón o de un castillo de bloques con la misma ilusión que un niño hace que también nuestro día mejore.

Anuncios

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s