El Blog de Nanos

¡Se abre el telón! Conoce los beneficios del teatro infantil

Deja un comentario

teatro-niñosEl teatro como actividad extraescolar contiene infinidad de virtudes y ventajas para los más pequeños, y en Nanos somos muy conscientes de ello. Los talleres de teatro, a través de juegos y actividades en grupo o individuales, ayudan a los niños a desarrollar su expresión corporal, su imaginación, su memoria y su agilidad mental, así como su autoestima y capacidad de relación con el resto de niños. Y todo ello en un entorno divertido en el que hacer amigos y conocerse a sí mismo, afianzando la forma en que el pequeño se relaciona con el mundo que le rodea.

Se trata de una actividad clave al menos hasta los 10 años, y para ello no hace falta que el niño tenga cualidades artísticas ni un don innato para la interpretación: bastan las ganas de pasarlo bien y de jugar con sus propias herramientas: la voz, la expresión corporal, el movimiento… A través de estos talleres, los más pequeños aprenden a controlar sus emociones y a identificarlas, y también a conocer la importancia del trabajo constante y la autosuperación.

Pero, sobre todo, el teatro es un instrumento básico para aprender a desenvolverse en un entorno social. A través de este tipo de actividades los niños aprenden a conocerse a sí mismos y a darse a conocer tal y como son a los demás, reforzando su autoestima y su capacidad de comunicación. En otra palabras, el autonococimiento se convierte en instrumento para perder el miedo al . Por eso, este tipo de talleres resultan especialmente recomendables para aquellos niños que tengan más problemas en sus relaciones sociales. Valores como el respeto y la convivencia en grupo son otras de las grandes lecciones que pueden extraerse de esta actividad.

Mejorar la memoria

Más allá del autoconocimiento y el desarrollo de la personalidad del niño, existen otros beneficios relacionados con su intelecto. El teatro también implica la memorización de textos, el uso de trabalenguas… Y ello sirve para mejorar la dicción del niño y para agilizar su memoria, así como para estimular su creatividad e imaginación, su concentración y el uso de la reflexión como herramienta de entendimiento del medio que le rodea.

Además, a cierta edad, el teatro puede servir de ayuda para reforzar los conocimientos del niño en materia de historia y literatura, abriéndole las puertas a un universo que de otro modo podría resultarle menos accesible. También mejorará su manejo del lenguaje.

En general, cuando hablamos de teatro infantil no nos referimos a que el niño ‘actúe’; más bien se trata de ejercicios con los que aprender, inventar, crear… todo ello trabajando en grupo a través de ejercicios psicomotores y contacto con los otros niños. Quienes imparten esta materia aseguran que entre los 18 meses y los dos años es cuando se desarrolla el juego simbólico, que permite al pequeño representar situaciones reales o ficticias. Por ejemplo, imitar a un superhéroe.

Es a partir de los cuatro años aproximadamente cuando el niño entiende que una persona puede representar distintos papeles, y desde ahí la actividad puede ir evolucionando, ayudando al niño a conocer y empatizar con otros roles y formas de entender el mundo.

Anuncios

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s