El Blog de Nanos

¿Por qué son tan importantes los centros infantiles?

1 comentario

10999528_536248096513433_123982949_oLos niños de 0 a 3 años son auténticas esponjas: se trata de una etapa clave para el desarrollo de sus habilidades, y cada contacto, cada vivencia y emoción, serán determinantes en el desarrollo de su personalidad. Por eso es tan importante que durante esta fase temprana los pequeños cuenten con todo el mimo y el apoyo necesario para crecer y aprender a relacionarse con su entorno. Y para ello, acudir a un centro infantil resulta de gran ayuda.

Hacemos hincapié en esta idea porque creemos que el papel que desempeñan este tipo de escuelas necesita ser revalorizado. Las interacciones con madres, padres, miembros de la familia y otros adultos influyen muchísimo en el modo en que se desarrolla el cerebro del niño, y lo mismo se aplica al apoyo de profesionales de la educación y a la interactuación con niños de su edad. Todo ello redundará, además, en una mejor adaptación cuando llegue el momento de ir al cole y enfrentarse a nuevos retos de aprendizaje.

No está de más recordar que los efectos de lo que ocurre durante el período prenatal y durante los primeros meses y años de la vida del niño pueden durar toda la vida, tal y como aseguran desde Unicef. Todos los componentes fundamentales de la inteligencia emocional –confianza, curiosidad, intencionalidad, autocontrol y capacidad para relacionarse, comunicarse y cooperar con los demás– que determinan de qué manera el niño aprende y establece relaciones en la escuela y en la vida en general, dependen del tipo de atención inicial que reciben.

En este sentido, los centros de educación infantil de primer ciclo (0-3 años) llevan a cabo un trabajo muy importante con los niños de tan temprana edad, gracias al apoyo constante de educadores profesionales que pueden ayudar al niño a evolucionar más y mejor y a cubrir los huecos que los padres tal vez no sepan identificar.

No es lo mismo escuela que guardería

Esta distinción es muy importante. No se trata sólo de cuidar de los más pequeños para que no les pase nada mientras sus papás están trabajando. Se trata de educarles, de abrirles las puertas de sus sentidos para que aprovechen al máximo su potencial, y de convertir esta primera etapa de su vida en una experiencia alegre, creativa y memorable.

Para ello, los educadores diseñan con mimo sus actividades diarias, planifican cada jornada con nuevos contenidos y objetivos, y analizan la evolución de cada niño para prestar todo su apoyo ahí donde sea necesario. También ayudan a introducir hábitos y rutinas en los más pequeños (por ejemplo, comer de forma independiente, ponerse su abrigo, hacer cola u ordenar los juguetes), así como normas de convivencia que serán clave en la etapa escolar y, en general, durante el resto de su vida.

Sobre todo, se enseña a los niños a pensar por sí mismos y a encontrar su lugar en el mundo, entendiéndolo como un espacio maleable y seguro. Y todo ello a través de la herramienta más valiosa: el juego, como fuente de creatividad y de experimentación.

Y tú, ¿qué opinas? ¿Qué aporta a tu hijo ser un ‘niño Nanos’?

Anuncios

Un pensamiento en “¿Por qué son tan importantes los centros infantiles?

  1. Nunca me parecio bien que las madres no pudiesen elegir si dejaban a sus hijos al cuidado de otros o cuidarlos ellas mismas. Menos aun cuando yo me converti en madre y tuve que dejar a mi bien mas preciado a cargo de otros… Elegí Nanos por varios motivos pero en especial por que en el centro vi una enorme calidad humana. No solo sus profesionales ejercen de profes, enseñandoles, sino que desde el primer dia senti que el amor a los niños y a su profesion eran la base de todo su saber hacer. No se si mi hijo es “nanos” pero si se que mi hijo es feliz en el cole, que aprendio no solo a comer solito, a ir la baño, sino que sus profes,(sobre todo Daniela y Cris, Tais y Victor su profe de piscina) son parte de las personas que recuerda cuando pasamos lista a la familia. Que recibe besos, que le valoran, que lo quieren y que desde que le vieron llegar lo han cuidado casi casi como lo habria hecho yo. Posiblemente no hable chino mandarin con tres años, pero su sonrisa traspasa fronteras y lo entienden en cualquier idioma

    Me gusta

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s