El Blog de Nanos

El reto del inglés: ¿Cómo conseguir (de verdad) que tu hijo sea bilingüe?

Deja un comentario

niño-leyendo

Atrás quedaron los tiempos en que dominar el inglés era una asignatura pendiente para muchísimas personas. Los centros educativos han tomado conciencia de la importancia de introducir, como mínimo, este segundo idioma en la rutina de las clases para que los más pequeños aprendan a dominarlo a la perfección. Y cuanto antes, mejor. En contra de lo que se pensaba hace años, enseñar idiomas a un niño de un año no le confunde ni retrasa el desarrollo del habla. Hoy en día está demostrado que los bebés, desde los 7 u 8 meses, pueden distinguir los sonidos de una lengua y otra, lo que significa que no se ‘harán un lío’ ni los mezclarán en su cabeza.

En nuestros centros Nanos somos muy conscientes de lo importante que es fomentar los idiomas en esta etapa temprana. No hay que olvidar que durante los primeros 6 meses de vida la mayoría de los bebés son verdaderos expertos a la hora de distinguir sonidos, algo que se convierte en todo un reto cuando nos hacemos mayores. Además, cuando se aprende un idioma desde la infancia, es más probable que la pronunciación sea más cercana a la de un nativo que cuando se aprende un idioma en edad adulta.

Para aprovechar este potencial, nuestra aula matinal (de 0 a 3) integra, en todos los centros, el segundo idioma en el día a día de los niños, intentando familiarizarles con conceptos en inglés cuando se estudia el lenguaje asociado a los animales, el transporte, la naturaleza… Y es que, aunque en esta fase aún no dominen el habla a la perfección, sí cuentan con una gran capacidad para interiorizar estos conceptos al reproducirlos verbalmente. La mejor manera de aprender un idioma desde pequeño es exponer al niño a un entorno donde el idioma se use de forma natural, enseñándole a repetir palabras y luego frases muy cortas.

Además, la ‘asamblea’ que tiene lugar cada mañana (de 9.30 a 10) en los centros Nanos se convierte en una cita clave con el segundo idioma: nuestros niños aprenden a comprender órdenes como “buenos días”, “¿como estáis?, “hoy es miércoles” o “es primavera” en inglés, una técnica que, día a día, ayuda a cultivar el idioma y, sobre todo, a que desaparezca la idea de que éste es complicado, dificultoso o ajeno.

El estudio sigue en las fases posteriores: la Nanoteca, orientada a niños que ya van al cole, cuenta con talleres de inglés que ayudan a reforzar sus conocimientos. En definitiva, uno de los pilares de nuestro proyecto educativo, ‘Cre-ando’, es sentar los pilares para convertir a tus hijos en perfectos bilingües. ¿Sabías que trabajando desde muy pequeñitos es posible que el niño adquiera uno o varios idiomas a nivel nativo antes de los 5 años?

¿Quieres saber más?

Anuncios

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s