El Blog de Nanos

Una hucha – cerdito muy original para enseñar a los niños a ahorrar

Deja un comentario

hucha-cerdito-manualidades-nanos¿Recuerdas esas bonitas huchas de barro de la infancia? Inculcar el hábito del ahorro en los más pequeños es muy beneficioso: les enseña a ser responsables con respecto a lo que poseen y, además, refuerza su independencia, así como valores tan importantes como la paciencia y la constancia. Además, ayuda a que los más pequeños conozcan que existen ciertos límites, que las cosas tienen un valor determinado y que, por tanto, no pueden exigir todo lo que quieran. Si, además, podemos convertir esta ‘lección magistral’ en una divertida manualidad… ¡mucho mejor!

¿Qué necesitas?

Hay muchas opciones para confeccionar ‘cerditos caseros’: con cartón, con un trozo de botella… Hoy vamos a utilizar el papel maché y ¡un globo!

Este es el material que necesitas

  • 1 globo
  • 3 rollos de vendas de yeso
  • tijeras
  • 4 corchos
  • 1 corcho de 5 cm de diámetro
  • adhesivo universal
  • 1 bola de poliestireno
  • 1 cúter
  • 1 trozo de alambre grueso
  • pintura rosa, fucsia y beige
  • 1 pincel mediano
  • 1 pincel fino
  • un trozo de fieltro negro

¿Cómo lo hacemos?

Lo primero es inflar el globo hasta que quede del tamaño ideal para hacer nuestra hucha. Después llenaremos un recipiente con agua tibia y remojaremos las vendas de yeso. Luego toca cubrir el globo con las vendas (al menos dos capas para que tome fuerza) y dejarlo secar por completo (¡cuidado con adelantarte!) Una vez seco, ya puedes desinflar el globo y ¡voilà! Tendrás lista la estructura.

Ahora aplicaremos otra capa de yeso (esta vez basta con una sola) y, una vez que se seque, haremos cuatro agujeritos en la base del cuerpo del cerdito, ayudándonos de un cuchillo, empujando los corchos hasta la mitad. El hocico lo haremos pegando el corcho de 5 cm de diámetro en la zona adecuada. En cuanto a las orejas, bastarán dos rectángulos de vendas de yeso: remojaremos la venda en agua tibia, doblándola con esta forma y colocándolos en el lugar deseado, sujetando fuerte hasta que se pegue al cuerpo. Las patas y el hocico también los cubriremos con vendas de yeso, dejando todo secar bien.

Ya sólo falta hacer la ranura para meter las monedas en la parte superior, que haremos con ayuda de un cúter. Luego, doblaremos el alambre en espiral para hacer la cola del cerdito, pegándola en la parte trasera. Y por último, ¡un toque de pintura! Con ayuda de un pincel y de pintura rosa dejaremos lista nuestra hucha, detallando también las orejas, las patas y la nariz con un pincel fino. Los ojos los podemos hacer con más vendas, o con la bola de poliestireno, que cortaremos por la mitad, junto con dos pequeños círculos de fieltro. Dejamos secar todo y ¡listo!

Ahora sólo falta lo más difícil… ¡Alimentarlo!

Imagen. © Pierre Ferbos Vía Deco

Anuncios

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s