El Blog de Nanos

5 cosas que los mayores podemos aprender de los niños

Deja un comentario

Muchas veces nos centramos en todo lo que padres y educadores podemos hacer por los más pequeños y olvidamos que ellos son también toda una fuente de aprendizaje para nosotros. Y es que crecer no es fácil: la rutina, las obligaciones, las imposiciones sociales y culturales… pueden acabar creando un corsé a nuestros comportamientos del que es difícil escapar. La espontaneidad, la curiosidad, la imaginación… pueden pasar a un segundo plano. Por eso, hoy os recordamos cinco de las cualidades más valiosas del niño que también viven en cada uno de los adultos, y que (seguro) os ayudarán a ser más felices. ¡Y nos quedamos sólo con cinco por no hacer una lista eterna!

  1. Deja la razón en un cajón

Desde pequeños se nos enseña a ser razonables, a actuar de forma racional y lógica, a crear ciertos códigos de comportamiento que acompañen a cada situación porque son los socialmente aceptados. Está claro que estas pautas son útiles e imprescindibles para vivir en sociedad, y nos ayudan a respetarnos y entendernos los unos a los otros. Sin embargo, es importante no perder de vista tus instintos y no olvidarte de actuar de forma espontánea: las reglas del juego pueden cambiar siempre que tú quieras.

  1. Lánzate a crear

Algo muy relacionado con el punto anterior. Los niños están cargados de creatividad e imaginación y, lo que es más importante, están abiertos a explorarlas sin tabúes ni filtros estéticos o sociales. Aprende de ellos porque la satisfacción que produce crear algo propio no conoce reglas y se encuentra única y exclusivamente en tu manera de entender el mundo. Jugar con nuestros hijos y llevar a cabo juntos actividades como la pintura pueden relajarnos y ayudarnos a reconectar con nosotros mismos. Si un niño puede pasárselo pipa con una piedra o un cartón, ¡tú también puedes!

  1. Tómate la vida como un juego y ¡aprende a perder!

Porque (tenlo claro) nada es tan importante como para privarte del placer de disfrutar de lo que te rodea. No hay mayor lección de vida que saber relativizar las cosas que te ocurren, reírte de ti mismo y tomarte con humor cada situación. Al fin y al cabo, todos somos humanos y si hay algo seguro es que nos equivocaremos mil veces a lo largo de nuestra vida. No puede ser tan grave ¿verdad? Los niños juegan, ganan y pierden constantemente, y cuando lo hacen, ninguna victoria o pérdida es demasiado importante como para quitarles el sueño. Además, comparten con los demás sin tapujos lo bueno y malo que les ocurre, y llevan el sentido de la amistad a lo más alto.

  1. Relativiza los problemas

¿Nunca has tenido la sensación de que aquel problema que tanto te preocupó hace un tiempo realmente no era para tanto? Muchas veces nos perdemos todas las cosas buenas que nos rodean porque una de ellas falla, y magnificamos sus efectos hasta el punto de que acaban tapando lo esencial. Tal vez la mejor forma de ver la vida sea la del niño: tendemos a pensar que su existencia no supone dificultad alguna, pero cada etapa las tiene. Sencillamente, para ellos los problemas duran dos minutos y el mundo tiene demasiadas cosas bonitas y estimulantes por descubrir como para detenerse en lo negativo. ¿No crees que es la mejor forma de ver las cosas?

  1. Vuelve a ser curioso

Los niños son curiosos por naturaleza: todo es nuevo para ellos y el mundo parece una fuente infinita de cosas por descubrir. ¿Qué cambia cuando somos adultos? La realidad que nos rodea sigue estando igual de cargada de cosas que no conocemos y que nos pueden hacer crecer y aprender. ¿Por qué poner el freno y asumir que ya sabemos lo suficiente? Además, muchas veces dejamos de prestar atención a aquellas cosas que antes nos entusiasmaban, tal vez porque ya están desgastadas. No nos vendría nada mal abrir los ojos y mirar todo como si fuera la primera vez, incluso a las personas: hacer amigos era muy fácil cuando éramos pequeños, y deberíamos ser capaces de mirar con la misma empatía y confianza a quienes nos rodean en nuestro día a día.

Anuncios

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s