El Blog de Nanos

¿Es necesario el arte para el desarrollo de los niños?

Deja un comentario

art-423530_1280

El arte en todas sus manifestaciones es una forma de expresión intrínseca al ser humano. Necesitamos transmitir nuestras emociones y nuestra visión del mundo a través de la creación de algo nuevo, diferente, que no por ser una visión personal deja de impactar y de ser entendido por otros seres humanos. Se trata, en cierto modo, de una forma de comunicarnos más compleja, más abierta y más conectada con nuestro lado más sensitivo. Por ello, no sólo es positivo inculcar en los más pequeños el gusto por el arte: es también una forma de conectarles con una parte de sí mismos que les ayudará a conocerse de un modo mucho más profundo y a expresarse del mismo modo.

Los expertos en neuroeducación insisten en que, además, el arte es el vehículo a través del cuál la cultura se transmite de generación en generación y, con ella, sus claves y lenguajes como parte de nuestras necesitades. Nuestro cerebro, en definitiva, necesita arte, y eso es algo que podemos ver en los más pequeños desde muy temprana edad: los impulsos hacia el baile, el dibujo, la invención de juegos y actividades… muestran cómo estas expresiones son imprescindibles para su desarrollo sensorial, motor, cognitivo, emocional y, en definitiva, cerebral, lo que va a permitirles “aprender a aprender”, tal y como explica en su blog uno de los especialista en esta materia, Jesús C. Guillén.

No sólo se trata de ejercitar el cerebro, sino de divertirse y sentirse satisfecho con uno mismo: la expresión artística es autocrecimiento y satisfacción, y les ayuda a entrenar virtudes como el autocontrol y la disciplina.

¿Por qué enseñar a los niños a expresarse ‘con arte?

Existen estudios dedicados a analizar la implementación de la educación artística en las clases y el resultado es el descubrimiento de los potentes efectos que ésta tiene en los niños en materia de aprendizaje y comportamiento. Por eso en nuestros centros Nanos damos tanta importancia a esta parte de la educación, a través de el dibujo, el baile, la música… Estas son algunas conclusiones extraídas de un estudio elaborado por Rabkin y Redmond (2004)

  • Existe un mayor compromiso emocional de los alumnos en el aula.
  • Los alumnos trabajan de forma más activa y aprenden los unos de los otros.
  • Los grupos de aprendizaje cooperativo convierten las clases en comunidades de aprendizaje.
  • Se facilita el aprendizaje en todas las asignaturas a través de las artes.
  • Los profesores colaboran más y tienen mayores expectativas sobre sus alumnos.
  • El currículo se vuelve más real al basarse en un aprendizaje por proyectos.
  • La evaluación es más reflexiva y variada.
  • Las familias se involucran más.

¿Y tú? ¿Qué opinas?

Anuncios

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s