El Blog de Nanos

Juegos ‘de toda la vida’ para estimular el lenguaje

Deja un comentario

El juego es una de las creaciones más maravillosas del ser humano. En realidad, responde a una necesidad básica, biológica, y no sólo tiene como objetivo la diversión, sino un desarrollo integral de la persona. Sus ventajas son infinitas (y no sólo para los niños): sirve para interiorizar habilidades y conocimientos (psicomotrices, sociabilidad, autoestima y valores), ayuda a fomentar la tolerancia y el civismo, es un ingrediente clave para la motivación, y potencia la creatividad. Además, la actividad física aporta ventajas extra.

Pero, además, resulta que el juego puede convertirse en una herramienta para mejorar la capacidad de lenguaje de los más pequeños. Como cualquier otra cosa que debamos enseñar al niño, hacerlo jugando siempre resulta más efectivo y placentero para ellos. Por eso, hoy en El Blog de Nanos os contamos cuáles son los mejores juegos para mejorar el habla de tus hijos.

ninos-jugando-lenguaje

El juego del Veo, veo

Todo un clásico de nuestra infancia que sigue vigente y que puede resultar más instructivo de lo que pensamos. Este juego ayuda a mejorar el lenguaje receptivo (es decir, la adquisición del lenguaje), el lenguaje expresivo o motor (es decir, el proceso que comprende la pronunciación y la actividad motora de hablar) y el razonamiento deductivo, que es el que nos lleva a llegar a una conclusión particular o concreta a partir de premisas generales.

¿Cómo podemos utilizar este juego? Por ejemplo, para trabajar con el lenguaje receptivo, una forma puede ser hacer que el alumno sea el que elija más que el adivinador. Al contrario, si queremos trabajar el lenguaje expresivo, intentaremos que el niño sea el adivinador más veces que el que le toca elegir.

También es útil para trabajar con categorías de palabras (colores, formas, funciones…) En cualquier caso, ayudará mucho a mejorar el vocabulario de los niños También es especialmente útil para trabajar el vocabulario.

Trabalenguas

Los trabajenguas resultan muy eficaces para estimular el lenguaje, reforzando la articulación, la velocidad del habla y, de paso, el sentido del humor. ¿Cómo trabajar con ellos? Se recomienda, para reforzar la articulación, usar trabalenguas con palabras con los fonemas que queremos que el niño articule mejor. Además, para reforzar su confianza, se pueden usar también trabalenguas con fonemas especialmente fáciles para el alumno, para que éste se sienta capaz y competente. La idea es partir de lo más fácil a lo más complejo.

De la Habana ha venido un barco cargado de…

Este juego, algo menos conocido que los anteriores, consiste en añadir uno a uno una lista de elementos siguiendo una orden (animales, letras del alfabeto, comidas…), de forma que cada jugador tiene que recordar las que han dicho sus compañeros y añadir una más.

Con él trabajamos la memoria, el vocabulario y la fonética. Se puede dar alguna ayuda a los pequeños, por ejemplo, que las palabras deban seguir un orden alfabético, o empezar por objetos pequeños para acabar en los más grandes. Si queremos trabajar la fonética, podemos proponer que todos los objetos empiecen por el mismo sonido, o bien encadenar sílabas (la última de una palabra tiene que ser la primera de la siguiente).

Anuncios

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s