El Blog de Nanos

Arte para niños: ¿Se puede dibujar la música?

Deja un comentario

arte-pintar-música

¿Se puede escribir un cuadro? ¿Es posible dibujar la música, bailar una poesía? El mundo del arte permite cualquier combinación entre las distintas formas de expresión que lo componen, y hoy en El Blog de Nanos queremos hablaros de una de esas infinitas posibilidades: dejar a vuestros hijos expresar sobre un papel lo que la música les transmite. Son este tipo de prácticas las que ayudan al desarrollo de los sentidos en su máximo esplendor: se trata de una técnica que ayudará a tus hijos a indagar en sí mismos, a reconocer y plasmar sus sensaciones y a ganar en seguridad y autoconfianza.

Una de las cosas que nos maravillan de la música es que, a través de ella, podemos trasladarnos a todo un universo de sensaciones y emociones que, además, es único para cada persona, como única es su forma de percibir el mundo, de entenderlo, de manipularlo y de hacerlo girar. Lo mismo ocurre con el dibujo: adentrarnos en un cuadro puede hacernos viajar en el tiempo, o a otro planeta, o a otra ciudad, con todas sus sensaciones y colores y, por supuesto, con los matices que aporta nuestra forma de entenderlo, nuestras vivencias y nuestro bagaje personal.

Ambas técnicas, pintura y música, se encuentran íntimamente relacionadas con un proceso clave: el creativo. No toda música es arte, como tampoco lo es cualquier pintura, pero si logramos conectar con nuestros sentimientos y encontrar un lenguaje con el que transmitirlo a un espacio sensorial, habremos dado con la clave para conocernos mejor y aprender a transmitir de unos a otros todas las cosas buenas que nos pone en bandeja nuestro entorno. Es decir, habremos dado con la clave de la creación: estaremos dando vida a algo completamente nuevo a partir de nuestra visión de un realidad.

¿Cómo pintar la música?

La base de esta técnica es conectar una forma de expresión con otra: intentar que el niño explique verbalmente lo que le hace sentir la música pude ser un primer filtro para que pierda la timidez y conecte consigo mismo a través de una vía más sencilla que la pintura. Podemos ayudarle dando nuestra opinión, o preguntándole directamente si esa música le evoca cierta cosa concreta (un objeto, una situación, un recuerdo concreto…) Luego tocará plasmarlo en el papel, sin olvidar que la idea inicial de la que parta puede tomar todas las variantes y caminos nuevos que desee.

Para comenzar, puede ser más sencillo jugar con una canción que el niño asocie directamente con un momento de su vida (un verano, una melodía que suene siempre en el coche cuando le llevamos al cole…) De este modo le enseñaremos la parte ‘técnica’ y, una vez recorrido este camino, le será mucho más sencillo complicar el reto y llevarlo a un plano más abstracto y personal. Lo importante es lograr que tu hijo se deje llevar: que olvide su entorno, el qué pensarán sobre lo que está creando… y que se lance a indagar en su intelecto y a desarrollar las herramientas para expresar aquello que pase por su cabeza.

Para alcanzar un nivel mayor de abstracción, hay ciertas preguntas que pueden ayudar: por ejemplo, qué color predomina en esta melodía, cómo sonaría este dibujo, qué imagen evoca cada sonido… Lo importante es explorar los límites de tu imaginación, y no tener reparos en hacerlo bien o mal: sólo dejar que el lápiz, el rotulador o el pincel fluyan.

¿Te apuntas a esta técnica? ¿Quieres compartir el resultado?

Anuncios

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s