El Blog de Nanos

Vacaciones con los abuelos: ¿Cómo conseguir que funcionen?

Deja un comentario

vacaciones-abuelos

No hay nada como unas buenas vacaciones para reforzar vínculos en familia y crear momentos preciosos que vuestros hijos –y vosotros mismos- guardéis para siempre. Por eso, el verano puede ser también un buen momento para acercar a esas dos generaciones que a veces pueden no entenderse muy bien, pero que tienen mucho que aprender la una de la otra: hijos y abuelos. Las vacaciones de verano con los abuelos tienen infinidad de ventajas, aunque es importante fijar ciertas reglas entre ambas partes para que todo fluya como la seda

– Ten presente que los abuelos no son educadores. El pequeño está de vacaciones, y eso es algo que los mayores tienen que tener presente, ya que lo normal es que las reglas y rutinas diarias se relajen durante este periodo. Es una temporada perfecta para que los abuelos disfruten de los pequeños sin la presión de la rutina diaria, pero no pierdas de vista que, en cualquier caso, la labor educativa es responsabilidad de los padres.

– Necesitarás marcar pautas básicas. A pesar de que los abuelos no tengan por qué educar a los más pequeños de la casa, sí es bueno darles unas cuantas pautas para que tengan claro el camino a seguir en determinadas circunstancias. Lo ideal es buscar el equilibrio entre la libertad y el disfrute, evitando el desmadre. Los abuelos deben tener claras las cuestiones horarias, las rutinas o actividades que sí se espera que los niños cumplan (lectura, juegos…), etc. Ten también en cuenta las diferencias generacionales y prevé situaciones en que pueda haber un choque entre vuestra perspectiva como padres y la que mantendrían ellos en el mismo supuesto.

– Evitar que los niños sean una carga. Por muy bien que los abuelos se lo pasen con sus nietos, lo cierto es que la diferencia de edad conseguirá agotarles en más de una ocasión. Es importante que los abuelos cuenten con juegos, actividades, libros… que los padres les proporcionen para que puedan entretener a los pequeños sin tener que romperse la cabeza ideando actividades.

– Mantén una buena charla con lo niños… Lo ideal es que los padres marquen claramente ciertos límites a los pequeños de la casa para evitar que se pasen de la raya. Es importante que sepan que líneas no pueden traspasar bajo ningún concepto, y que tengan claro que deben respetar el espacio y rutinas de sus abuelos. Eso sí, todo ello sin perder de vista el tono cariñoso y evitando ser inquisitivos.

– Provócales interés por el lugar de residencia de sus abuelos. Muchas veces las vacaciones con los abuelos implican salir del lugar de residencia habitual y adentrarse en otro espacio: un pueblo, por ejemplo. Si ello es así, es bueno despertar interés en el niño hacia las cosas que conocerá en ese lugar. Cuéntale historias y anécdotas que recuerdes, alguna aventura de tu infancia, qué lugares tienen más magia…

– No olvides las ludotecas y campamentos de verano. Por mucho que los niños vayan a pasar las vacaciones con sus abuelos, también es posible que repartas el tiempo entre ellos y algún espacio especializado en el cuidado de los más pequeños. Así lograrás un equilibrio entre todas las partes, respetando el espacio de losa abuelos.

Anuncios

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s