El Blog de Nanos

7 juegos de niños para disfrutar en la playa este verano

Deja un comentario

juegos-ninos-playaAgosto, el mes de vacaciones por excelencia, está a la vuelta de la esquina, y seguro que la mayoría de nuestra familia Nanos tiene planeada una escapada a la playa… ¿Cómo aprovecharla para que vuestros hijos se lo pasen en grande? Aquí os dejamos un pequeño listado con los juegos de playa más divertidos del mundo, desde los clásicos de toda la vida hasta alguna propuesta novedosa…

  1. Castillos de arena

Son un clásico infalible. A todos nos ha encantado lanzarnos a la construcción, y ¿qué mejor manera que usando arena y agua como material? Fácil, gratis y con un baño fresquito como recompensa después de un buen rato de duro trabajo… Ya sabes que hay toda clase de utensilios para ayudarte: rastrillos, palas, cubos, moldes con cientos de formas divertidas… Además, puedes crear verdaderas obras de ingeniería valiéndote del agua y de la colocación manual de la arena. No te quedes en el clásico castillo y lánzate a crear canales, piscinas, torres eternas, laberintos… ¡Lo mejor es que podrás hacer y deshacer cuanto quieras, las veces que quieras! Usa tu imaginación y cultiva la constancia y la paciencia en tus hijos diseñando toda una obra de arte en la arena.

  1. Búsqueda del tesoro

Hay determinados objetos que casi siempre podrás encontrar en una playa: una bonita concha, un cristal convertido en ‘piedra preciosa’ a base de la erosión del agua, una pluma de ave… Puedes utilizar todos estos elementos para convertir tu día de playa en una búsqueda del tesoro. El juego consiste en dar a los pequeños de la casa una lista de objetos que deben encontrar en la playa: una concha blanca, una caracola… ¡Ganará quien encuentre antes todos los objetos!

  1. Un circuito psicomotriz

Otro juego divertidísimo consiste en crear toda una ruta psicomotriz en la playa que tus hijos tendrán que recorrer: saltos, obstáculos, pequeñas montañas… No sólo lo pasaréis pipa pasando por cada fase, sino construyendo el circuito e ideando pequeños retos para cada fase. Podéis aprovechar cualquier juguete y convertir la ruta en una excusa para esconderlos y hacer que los niños también tengan que utilizar el intelecto para encontrar, mediante las pistas que les deis, cada una de las cosas necesarias para completar el juego con éxito. ¿Te animas?

  1. Saltos de longitud, juego de la carretilla

Lo bueno de caerse en la arena es que es mucho más blandita que el suelo… Así que te permitirá hacer el ganso mucho más alegremente que en otros lugares menos amables. Aprovecha esta circunstancia con tus hijos y lánzate a organizar una carrera de saltos de longitud. ¡A ver quién llega más lejos! También puedes usar tu imaginación para convertir el concurso en una competición de saltos raros. Si eres más de agua que de arena y tus hijos se desenvuelven bien en este medio, puedes probar con saltos al agua de lo más original. Hacer carreras a la carretilla también es una opción divertidísima. ¿Qué mejor que aprovechar el medio para descargar un poco de adrenalina?

  1. Hacer la ‘croqueta’, enterrarse en la arena…

 No requiere precisamente de una gran organización, ni hay reglas en este juego… Pero ¡a todos nos encanta! Hacer la ‘croqueta’ en la arena es una de esas cosas que encantan a los niños -y a los no tan niños-, así como enterraros los unos a los otros y aprovechar para disfrazados con la propia arena. Eso si, ‘¡ten mucho cuidado con la marea! Asegúrate de estar lo bastante lejos como para que el avance de las olas no os juegue una mala pasada.

  1. Perseguir peces

 No en todas las playas tendréis la suerte de encontrar peces en la orilla, pero si dais con el lugar idóneo, ¿qué tal un pequeño juego de persecución? Existen pequeñas redes para que los más pequeños puedan hacer sus pinitos pescando a otros pequeñines, aunque debemos enseñarle a soltarles -¡si es que consigue capturar alguno!- para dejarles crecer. Tus hijos harán muchísimo ejercicio sin que se den ni cuenta y se lo pasarán pipa observando el fondo marino.

  1. Recoger conchas y materiales para un bonito móvil

Además, podrás dar un largo paseo con tus hijos en busca de las conchas perfectas para confeccionar un móvil de recuerdo de este verano o ¡cualquier cosa que se te ocurra! Es la excusa perfecta para charlar y disfrutar con ellos, así como para enseñarles a ser observadores y a tener paciencia buscando los objetos más bonitos del lugar. ¿Qué mejor recuerdo que un objeto artesanal que os recuerde esos grandes paseos junto al mar?

Anuncios

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s