El Blog de Nanos

¿Por qué el verano es un buen momento para inculcar la lectura a tus hijos?

Deja un comentario

lectura-verano-ninosEl verano es la época perfecta para inculcar en los niños un hábito que les llevará muy lejos: la lectura. Si durante el curso los pequeños ya tienen bastante con sus libros de texto y huyen de las letras en su tiempo libre, lograr que asocien un buen cuento con una actividad de ocio resultará mucho más fácil en vacaciones, cuando se encuentren relajados y con tiempo de sobra para jugar. Por eso, en El Blog de Nanos os invitamos a sembrar la semillita de a lectura este mes de agosto y a poner en práctica a la vuelta nuestros consejos sobre cómo hacer que esta costumbre entre en sus cabecitas para quedarse.

1. Comienza por libros sencillos y atractivos

No hay nada como un ‘ladrillo’ para conseguir que tus hijos salgan corriendo y no vuelvan a tocar un libro en su vida. Si de verdad quieres que tu hijo aprenda a amar los libros, tendrás que empezar con suavidad. Ten en cuenta su edad, sus intereses –por ejemplo, el espacio, los dinosaurios…- para ofrecerle lecturas que tengan que ver con sus gustos y aficiones. El atractivo del formato también es importante. Poco a poco, sus lecturas se irán volviendo más densas, pero el principio es el principio.

2. Predica con el ejemplo

Si los padres integran en su rutina de ocio la lectura, resultará más sencillo que los niños imiten este comportamiento y lo introduzcan en el abanico de opciones a las que acudir para obtener entretenimiento. En contra de lo que pueda parecer a simple vista, esa integración de la lectura en la vida del niño puede iniciarse desde muy temprana edad, antes incluso de que aprendan a leer.

Por ejemplo, se puede ofrecer libros al niño como una alternativa más de juego y diversión, dejándoles que los hojeen y manipulen. Una actividad muy recomendable es la lectura de cuentos antes de dormir. También colocarles en tu regazo mientras lees para motivarles, potenciando la imitación.

3. Ofrecerle libros adecuados para su edad

Hay que ser consciente de la edad del niño y ofrecerle opciones acordes con su grado de desarrollo. Hoy resulta muy sencillo, gracias a las clasificaciones por edades, aunque éstas no son absolutas y dependerán de la capacidad y hábito de cada pequeño. Además, los formatos cada vez son más atractivos: ilustraciones, colores, desplegables, sonidos…

De este modo, el niño puede ir asociando el libro con un juguete que puede manipular y observar, para luego ir ‘ascendiendo’ a libros con más texto. En cuanto al contenido, debe ser asimilable para su edad y no suponer un esfuerzo intelectual tal que genere el efecto contrario y pueda frustrarle o provocar que pierda interés.

4. Ayúdales a comprender el contenido

Tener el apoyo de los padres puede hacer mucho por la creación de este hábito. Es recomendable hacer a los niños partícipes de las historias que se les cuente, formular preguntas sobre el contenido o pedirles su opinión. Cuando tengan el grado de desarrollo necesario para comprender una historia por sí solos, es bueno enseñarles a llevar a cabo una lectura reflexiva, mostrándoles conductas adecuadas a la hora de enfrentarse a un libro.

5. Crea su propia biblioteca

Cuando el niño tenga la edad adecuada, es positivo que se le haga partícipe del hábito que está adquiriendo, ayudándole a que elija sus propias colecciones de libros. Convertirlos en un regalo y crear un espacio propio en el que colocarlos es de gran ayuda.

6. Sé constante

La lectura debe convertirse en un hábito también para los padres, con una periodicidad constante –diaria, semanal- que lleve al niño a asumir ese hábito de forma natural. Si el niño percibe el ponerse delante de un libro como un momento extraordinario o asociado al estudio, le resultará mucho más difícil aceptarlo con ganas y con normalidad.

También es importante el ambiente: una habitación tranquila y en silencio o con música suave, una biblioteca… son espacios perfectos para fomentar la lectura. Toca evitar distracciones y crear un momento en familia en el que compartir historias, viajar con la imaginación y aprender juntos. Aprovecha las tardes de verano, los rincones a la sombra… y busca ese ambiente especial en que disfrutar en familia compartiendo historias.

Anuncios

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s