El Blog de Nanos

¿Cómo enseñar autonomía a los niños?

Deja un comentario

autonomia-ninosEl verano puede convertirse en una etapa perfecta para enseñar a nuestros hijos a ser un poco más autónomos. ¿Por qué? Muchas veces las prisas que nos impone la rituna de cada día hace que le dediquemos menos tiempo a enseñar a los niños a hacer las cosas por sí solos. Es más sencillo y más rápido que los vistamos nosotros a gastar 15 minutos cada mañana enseñándoles que lo hagan ellos mismos. ¿Por qué no aprovechar ese tiempo extra para pasar tiempo con los peques de la casa enseándoles todas la cosas que harán solitos cuando vuelvan a casa y asuman de nuevo la rutina escolar?

Los expertos recuerdan que el mensaje clave que debemos transmitir a los niños es qu ellos pueden conseguir hacerlo y que, aunque pueden contar siempre con nuestra ayuda, es más gratificante que sean ellos mismos los que sepan hacer ciertas cosas por su cuenta. Ello pasa por apreciar su esfuerzo, tener paciencia y darles el tiempo y los consejos necesarios para que lo logren por sí solos. Mucho cuidado con increparles: ello puede dañar su autoestima y lograr justo el efecto contrario. El niño debe sentirse apoyado y comprendido. Ponte en su lugar y recuerda lo difícil que fue para ti aprender a hacer ciertas cosas en distintos momentos de tu vida.

Recuerda también que, tal y como asegura el libro “Educar a niños y niñas de 0 a 6 años”, de Maite Vallet (Editorial Wolters Kluwer), cuando enseñamos a un niño a vestirse, a comer y a bañarse, es decir, a valerse por sí mismo, le transmitimos siempre un mensaje de seguridad: “Tú puedes, eres capaz de aprender”. Al contrario, si le sobreprotegemos, le transmitimos un mensaje de inseguridad: “Todos tenemos que cuidarte, tú no tienes que esforzarte, eres pequeño, no eres capaz de aprender, por eso tienes que depender de mí”.

Así, nuestra actitud al actuar con los niños les transmite mensajes que captan mejor que nuestras palabras o la acción en sí. Mensajes que motivarán o frenarán su proceso de crecer. Podemos transmitir un mensaje de ánimo o de desánimo, un mensaje de “Tú puedes” o de “Tú no eres capaz”; un mensaje de seguridad o de inseguridad.

El niño al que le enseñan a valerse por sí mismo, que aprende a ser cada vez más independiente, más autónomo, sabe que puede seguir avanzando con la ayuda de los adultos que le impulsan a crecer, a no depender. Asume esfuerzos y disfruta los aprendizajes, crece seguro. Siente por lo tanto su propio valor y va conociendo el de los demás.

Pero el niño al que le dan todo hecho siente que necesita depender de otros para afrontar su vida. No puede valerse por sí mismo, los demás tienen que ocuparse de él. Desconoce su propia capacidad y no valora la de los demás, que sólo están para servirle. Le convertimos en un ser inseguro.

Seguridad en sí mismo

La misma publicación recuerda que la seguridad en uno mismo, en la propia capacidad, es imprescindible para seguir aprendiendo, para progresar, para crecer sanos en el más amplio sentido de la palabra. Pero la seguridad nada tiene que ver con la prepotencia: no vale darles todo hecho ni que dependan de personas que resuelven su vida. No se trata de que el niño mande y decida, por ejemplo, cuándo quiere acostarse o si prefiere dormir en la cama de sus padres. Se trata de que asuman ciertas reglas mientras aprenden a cumplirlas por sí mismos, como individuos cada vez más racionales e independientes.

¿Y tú? ¿Cómo afrontas la tarea de dar más independencia a tus hijos?

Anuncios

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s