El Blog de Nanos

¿Te comunicas bien con tus hijos? 4 consejos para hablar en positivo

1 comentario

comunicarte-hijos-familiaAunque nadie conoce mejor que nosotros a nuestros hijos, no siempre tenemos la empatía o las herramientas necesarias para acercarnos a ellos y lograr eso tan complicado en ciertas etapas del crecimiento: la comunicación. Por muy bien que nos llevemos con los peques de la casa, la búsqueda de su propia individualidad y su pertenencia a una generación distinta funcionan como cortapisas a esa relación de confianza, a lo que se suma, claro está, la no aceptación por parte de los padres de ciertas conductas que éstos podrían reprobar y castigar. Los padres son padres y los hijos son hijos, pero ¿es imposible salvar la distancia que los separa? Nosotros te recomendamos comenzar a alimentar esos vínculos desde muy pequeñitos, y para ello nada mejor que fomentar que te dirijas a ellos siempre ¡en positivo!

1. Evita las prohibiciones

Cuando los padres se centran en prohibir y en decir ‘no’ a determinadas conductas, el resultado es crear una especie de barrera imaginaria que llevará al pequeño a sentirse atrapado. Más que prohibir, conviene razonar y explicar al niño por qué no debe hacer ciertas cosas o, más bien, por qué debe hacerlas de otro modo. No siempre será fácil que lo entienda, pero a la larga dará resultado. De este modo, el niño sentirá que confiamos en él y en su capacidad de razonar el por qué de nuestros consejos.

2. Dale confianza

Al hilo de lo anterior, el pequeño debe notar que confiamos en él, es decir, que le consideramos un individuo capaz de tomar decisiones acertadas, por mucho que nosotros estemos ahí para moldear ciertas conductas y ‘encauzar’ aquellas que no sean convenientes para él. Esa confianza será devuelta con creces: tu hijo se sentirá valorado y seguro, más como un igual que en caso de que no le otorgue esa autonomía. Ello ayudará a que vuestros vínculos comunicativos sean más fuertes.

3. Refuerza su personalidad

Siempre es positivo resaltar las cosas buenas de nuestros hijos y hacérselas saber. ¿Y qué pasa con las malas? Hay formas suaves y cariñosas de hacer una crítica o de intentar modelar un rasgo, una conducta o una carencia, siempre comunicando en positivo y evitando palabras que puedan herirle y hundirle en un complejo. La clave de la autosuperación reside en la autoconfianza, y nada mejor para alimentarla que un entorno que tenga fe en esa capacidad de mejorar. Evita frases hechas del tipo “no te portes mal”, “no grites”, “no seas grosero”, “no seas agresivo”, “no llores”, etc.

4. Dile lo que quieres, no lo que no quieres

La diferencia, aunque no lo parezca, es abismal. No es lo mismo porque ser asertivo convierte la relación en una mucho más fluida, má amable, más constructiva… En definitiva, más fructífera, horizontal y grata para las dos partes. Lo que no queremos de nuestro hijo ni siquiera debería contemplarse… Más bien queremos que sepa cuál es el ejemplo a seguir, a qué rasgos debe aspirar, qué conductas le convierten en un buen hijo y en una buena persona. Es mucho mejor decir “ve más despacio” que “no vayas tan deprisa”.

¿Y tú? ¿Qué opinas? ¿Te han gustado estos consejos? ¿Cómo logras tú mejorar la comunicación con tus hijos?

Anuncios

Un pensamiento en “¿Te comunicas bien con tus hijos? 4 consejos para hablar en positivo

  1. Pingback: ¿Te comunicas bien con tus hijos? 4 consejos para hablar en positivo | Es Que Soy Mujer

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s