El Blog de Nanos

¿Quieres que tu bebé te reconozca? ¡Acércate!

Deja un comentario

bebe-reconocer-distanciaNuestro olor, nuestro tacto, nuestra voz… son señales reconocibles por los bebés que harán que se familiaricen con nuestra figura desde muy pequeñitos, incluso cuando aún ni siquiera han nacido, pero ¿qué ocurre con la vista? ¿Hasta qué punto un recién nacido puede distinguirnos y reconocer nuestros rasgos? Un reciente estudio acaba de demostrar que, para un recién nacido, resulta muy complicado percibir nuestas expresiones más allá de los 30 centímetros de distancia y, cuando ésta se supere, básicamente tendrán de nosotros una imagen más bien borrosa.

Se trata de un estudio de la Universidad de Oslo, que ha utilizado la tecnología, las matemáticas y los estudios anteriores sobre la percepción visual de los bebés para mostrar por primera vez lo que los recién nacidos pueden distinguir. Los resultados muestran que un bebé de dos a tres días de edad puede percibir rostros, y quizás también las expresiones faciales emocionales, alrededor de las distancia de 30 centímetros -que corresponde, por ejemplo, a la distancia entre una madre y su bebé mientras está mamando-. Pero si la distancia aumenta a 60 centímetros, la imagen visual se vuelve demasiado borrosa e impedirá al bebé percibir rostros y expresiones.
Las investigaciones anteriores, explica el estudio, se han centrado en imágenes estáticas, fijas; el reto planteado por la Universidad de Oslo era comprobar sus reacciones ante imágenes en movimiento. Para llevar a cabo la prueba, los investigadores tuvieron que combinar las técnicas de simulación modernas con una visión previa de cómo funciona la visión de los bebés.

Se realizaron grabaciones en vídeo de las caras de los bebés para observar los cambios en las expresiones emocionales ante el estímulo visual de adultos, filtrando así la información que los recién nacidos no pueden procesar. Luego se dejó a participantes adultos ver los vídeos: la idea era que si los adultos no podían identificar una expresión facial en los bebés, ello significaba que el bebé tampoco había percibido nada. Con estos parámetros, el estudio demostró que los participantes adultos identificaron correctamente las expresiones faciales en tres de cada cuatro casos al ver el video a una distancia de 30 pulgadas. Más allá de esa distancia, la coincidencia entre la percepción del adulto y la presencia real de un estímulo en ese preciso momento era más bien una cuestión de azar.

Así que, si quieres que tu bebé te vea nítida y claramente, ya lo sabes… ¡Acércate mucho!
* El estudio fue realizado por investigadores del Instituto de Psicología de la Universidad de Oslo, en colaboración con colegas de la Universidad de Uppsala y Eclipse Óptica en Estocolmo, Suecia.
Anuncios

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s