El Blog de Nanos

¿Cómo ayudar a los niños a aprender a escribir?

Deja un comentario

aprender-escribir-ninosUna de las grandes lecciones que los pequeños aprenden en el cole es la de leer y escribir: se trata de la herramienta más básica para acceder al conocimiento y para convertirse en esas personitas llenas de buenas ideas que todos esperamos. Normalmente los niños afrontan esta enseñanza como un reto divertido que supone esfuerzo pero que también es gratificante… aunque muchos se aburren por el camino y empiezan a perder interés cuando el perfeccionamiento de su técnica se les hace cuesta arriba. ¿Cómo evitarlo? ¿Cómo lograr que los más pequeños quieran seguir practicando?

La clave está en que convirtamos la escritura en una actividad divertida. Ponte en la piel del más pequeño: la realidad es que se trata de un trabajo lento que requiere de mucho esfuerzo y constancia, cualidades que es bueno inculcar pero que sabemos que son complicadas en estas edades. ¡A todo el mundo le gustan más los retos a corto plazo! Además, aprender algo así requiere altas dosis de madurez, así como ciertas habilidades motrices (control del trazo, coordinación del ojo con la mano, direccionalidad…) y no todos los niños las han alcanzado en el momento de sentarse a aprender. Tampoco es fácil convertir esos signos, nuevos para ellos, en sonidos que a su vez se correspondan con las palabras que ya conocen. En definitiva… ¡Toda una hazaña!

La solución… ¡Hacerlo divertido!

Como ocurre con todos los grandes retos, siempre es más fácil enfrentarse a ellos con un poco de ‘azúcar’ y todo el apoyo del mundo. Aquí van algunos consejos para que a tus hijos no se les haga tan cuesta arriba el ensayo diario.

  • Refuerza su autoestima y evita su inseguridad. Cualquiera siente miedo ante un reto desconocido y de alto voltaje como es aprender a escribir. Ponte en su pellejo e intenta darle seguridad, tranquilizarle y hacer hincapié en que él puede y en que se trata de un aprendizaje a largo plazo Sin prisas.
  • Cuando comiencen a soltarse a escribir, trata de no corregirles constantemente, porque tanto agobio puede acabar bloqueándoles y generándoles esa inseguridad que queremos evitar. Si el niño comete fallos, es mejor comentárselos cuando haya terminado. Si nos pide que le ayudemos a escribir algo, se lo deletrearemos, pero solo cuando nos lo pida él.
  • Optaremos por aprender jugando. Hay actividades complementarias a la propia escritura que pueden ayudarle a desarrollar las capacidades motrices necesarias, por ejemplo. Así, amasar barro o plastelina, pintar con los dedos… pueden ayudarle a mejorar en este aspecto a través de una actividad más divertida y menos seria. ¡Los beneficios serán aptos para cualquier tarea!
  • Cuando nos sentemos a escribir, lo haremos sobre temas de su interés. A todos les encanta la idea de saber escribir su nombre o el de sus personajes favoritos, sus historias más queridas, las cosas que les rodean… En definitiva, hagamos la escritura algo familiar y útil. Podemos hacerle dictados de sus cuentos favoritos o animarle a copiar la letra de su canción preferida. Debemos aprovechar cualquier oportunidad para que escriba cosas no relacionadas con el cole.

Recuerda, además, que los  especialistas recomiendan escribir a mano durante 15 minutos al día: de este modo nuestros pequeños podrán tener un perfecto desarrollo académico. ¡Su caligrafía y su ortografía te lo agradecerán!

Anuncios

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s