El Blog de Nanos

¿Sabes proteger la privacidad de tus hijos en Internet?

Deja un comentario

internet-ninosInternet se ha convertido en pocos años en una herramienta que ha revolucionado para siempre el mundo de la información. Podemos acceder a contenidos de todo tipo a golpe de click y aprender sobre infinidad de temas. Ello también resulta tremendamente útil a nivel educativo, y nuestros hijos pueden beneficiarse muchísimo de esta nueva era de Internet. Sin embargo, también es importante permanecer alerta porque, en la red, cualquiera puede interactuar con los demás, y no siempre nos encontraremos con usuarios con buenas intenciones… Por eso, desde El Blog de Nanos queremos recordaros la importancia de estar muy informados sobre las medidas de seguridad que debéis tomar para asegurar que la navegación de vuestros hijos sea completamente segura.

Sobre este asunto, la empresa Mozilla ha dado a conocer un estudio que revela cuánto tiempo dedican los padres a asegurarse de que sus hijos navegan seguros. Su estudio, del que se encargó la empresa Beruby entrevistando en agosto de 2015 a 1.000 progenitores de hijos con edades entre los 3 y los 18 años, indica que el 60,18% de los padres españoles dedica una hora o menos a educar a sus hijos sobre la seguridad y la privacidad en Internet.

En cuanto a las máximas preocupaciones de los padres españoles, amenazas como el ‘cyberbullyuing’ se encuentran en el ‘top’ de la lista, con el 40,42%. El contenido para adultos es la segunda preocupación, con un 39,42%, y los virus o el malware (11,28%) y el espionaje cibernético (8,88%) quedan un poco a la cola.

Del estudio también se desprende que muchas veces es la propia falta de conocimiento de las amenazas y de cómo combatirlas lo que impide a los padres abordarlas con sus hijos. El 9,05% de los encuestados reconoce no estar familiarizado con ninguna herramienta de ciberseguridad o de protección de la privacidad. Menos de un 20% de los padres usa extensiones que alertan al internauta sobre cómo se le puede rastrear y registrar su información, y apenas un 12% borra las ‘cookies’ o limpia el historial de sus hijos con cierta periodicidad.

Entonces… ¿qué debemos hacer?

Desde Microsoft nos dan algunos consejos a la hora de actuar como padres, como, por ejemplo, enseñar a nuestros hijos estas reglas básicas:

No se deben revelar las contraseñas a nadie. Se deben esconder las contraseñas, incluso de los amigos.

Se deben proteger las contraseñas almacenadas. Se debe tener cuidado con el lugar donde se guardan o escriben las contraseñas. No se deben almacenar las contraseñas en la mochila o cartera. No se deben dejar copias de las contraseñas en ningún lugar donde no dejarías la información que protegen dichas contraseñas. No se deben almacenar las contraseñas en un archivo en el ordenador. Es allí donde buscan primero los delincuentes.

Jamás se debe revelar la contraseña por medio de un correo electrónico o en respuesta a una solicitud por este medio. Cualquier mensaje de correo electrónico que solicite la contraseña o pida que uno vaya a un sitio web para verificar la contraseña puede tratarse de un tipo de fraude llamado estafa de suplantación de identidad o phishing. Esto incluye las solicitudes provenientes de sitios web de confianza que uno visita con frecuencia. Los estafadores suelen crear correos electrónicos falsos con logotipos y terminología de los sitios legítimos.

No se deben escribir contraseñas en ordenadores que no se controlen. Sólo deben utilizarse los ordenadores públicos ubicadas en las escuelas, bibliotecas, los cibercafés o laboratorios de PCs para navegar anónimamente por Internet. No se deben utilizar estos ordenadores para acceder a cuentas que requieran el ingreso de nombres de usuario y de contraseñas. Los delincuentes pueden comprar programas que registran las pulsaciones del teclado por muy poco dinero y tardan sólo unos minutos en instalarse. Estos programas permiten que usuarios malintencionados registren la información escrita en un equipo a través de Internet.

¿Y qué pasa con las redes sociales?

Estos son los consejos de Microsoft para actuar en este ámbito…
Ayuda a tus hijos a usar las redes sociales de un modo seguro. Tus hijos pueden usar sitios web de redes sociales especialmente diseñados para ellos, como Webkinz o Club Penguin, o bien sitios para adultos, como Windows Live Spaces, YouTube, MySpace, Flickr, Twitter, Facebook y otros. Los niños usan las redes sociales para conectarse con otros que viven del otro lado del mundo y con sus pares, que ven en la escuela todos los días.
Los niños deben entender que cualquier persona con acceso a Internet puede acceder también a las redes sociales que ellos utilizan. Como resultado, parte de la información que publican puede exponerlos a sufrir estafas de suplantación de identidad, ciberacoso y ataques de predadores de Internet. Por eso, estos son algunos consejos para ayudar a los niños a usar las redes sociales de forma segura.

Dialoga con tus hijos acerca de sus experiencias. Alienta a tus hijos a que acudan a ti si algo en Internet los hace sentir nerviosos, incómodos o amenazados. Manten la calma y recuérdales que hicieron bien en informarte. Hazles saber que los ayudarás a resolver la situación de forma positiva.

Establece reglas para el uso de Internet. Tan pronto como tus hijos comiencen a usar Internet por su cuenta, establece reglas de uso. Estas reglas deben determinar si tus hijos pueden visitar sitios web de redes sociales y, de ser así, de qué modo.

Asegúrate de que tus hijos respeten los límites indicados para cada edad. La edad mínima recomendada para inscribirse en los sitios de redes sociales suele ser 13 años. Si tus hijos no alcanzan la edad mínima recomendada, no permitas que visiten estos sitios. No supongas que las restricciones de edad de estos sitios evitarán que tus hijos se inscriban en ellos.

Infórmate. Evalúa los sitios que sus hijos planean visitar y asegúrate de que tanto tú como sus hijos comprendan las políticas de privacidad y el código de conducta de cada sitio. Averigua si el sitio controla el contenido que se publica en él. Asimismo, revise la página de tus hijos de forma periódica.

Enséñales a sus hijos que nunca deben encontrarse con personas que sólo conozcan por Internet. Es realmente peligroso que un niño se encuentre con personas que sólo conoce por Internet. No es suficiente decirles solamente que no deben hablar con los extraños porque posiblemente a tu hijo le parezca que la persona que conoció en línea no es un extraño.

Alienta a tus hijos a comunicarse con personas que ya conocen. Puedes ayudar a proteger a tus hijos alentándolos a usar estos sitios para comunicarse con sus amigos, pero no con personas que sólo conocen por Internet.

Asegúrate de que tu hijo no use su nombre completo. Enséñele a tu hijo a usar sólo su primer nombre o su alias, pero nunca un alias que pueda atraer atención inapropiada. Asimismo, no permitas que tus hijos publiquen los nombres completos de sus amigos.

Asegúrate de que no haya información de identificación personal en el perfil de su hijo. Muchos sitios web permiten que los niños se unan grupos públicos que incluyen a todos los alumnos de una escuela determinada.

¿Te ha resultado útil este post? ¿Cómo proteges tú a tus hijos del uso de Internet?

Anuncios

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s