El Blog de Nanos

¡Pinturas congeladas y ceras recicladas con formas divertidas para este fin de semana!

Deja un comentario

¿A quién no le gusta pintar? A los niños les encanta, y los adultos nos lo pasamos pipa ayudándoles a crear pequeños universos en cada papel. Pero, ¿te has preguntado por qué si es posible darle un toque creativo también a la materia prima que utilizas al colorear? Hoy en El Blog de Nanos nos centramos en dos manualidades con las que crear unas pinturas de lo más original que seguro que les encantarán a tus hijos. Además, podrán colaborar a la hora de fabricarlas. ¿A que no es mal plan para este fin de semana?

1. Helados de pintura

acuarelas-hielo¡Cuidado, que no se comen! 🙂 Bueno, depende de con qué los fabriques… Si tienes colorante alimentario en casa, o cualquier tinte o similar, podrás crear estos divertidos cubitos de hielo con color que servirán a tus hijos para adentrarse en el mundo de la acuarela de una forma muy original. Su fabricación es muy sencilla: estas acuarelas caseras se hacen mezclando agua con el colorante del tono que prefieras. No dejes de animar a tus hijos a mezclar colores a su antojo para obtener nuevos tonos. ¡Es una buena forma de aprender sobre los colores!

Sólo necesitas una cubitera donde verter el contenido y meterlos en el congelador. Pero antes, ¡no te olvides de colocar un palito de helado para poder usarlos! Lo mejor es que forres la cubitera con papel de plata (mejor si es doble)) de forma que quede bien tensado. Luego clava los palitos para que el papel los mantenga rectos (coloca más alrededor si es necesario) y ponlos a congelar. Después sólo falta darle a la imaginación y crear preciosas acuarelas con las que decorar vuestro hogar. ¿Os gusta la idea?

2. Ceras recicladas con formas divertidas

ceras-recicladas Si te gusta más la idea de pintar con ceras y tienes acumulados por casa pequeños trocitos de colores a medio gastar que tus hijos ya no utilizan, ¡te va a encantar esta idea! ¿Sabías que las ceras se pueden fundir? Puedes hacerlo introduciéndolas en vasos y calentándolas al baño de María (te advertimos que lleva un buen rato ver el resultado), o bien utilizar el microondas. Júntalas por colores, de forma que las de tonos rojos, por ejemplo, se fundan entre sí consiguiendo un color uniforme; o bien mezcla varios colores para lograr tonalidades nuevas. El objetivo es que luego puedas darles una nueva vida usando, por ejemplo, moldes con formas divertidas: corazones, estrellas… Sólo tienes que verter el contenido de las ceras fundidas en los moldes, esperar a que se sequen y ¡listas para usar!

¿Te han gustado nuestras manualidades de hoy? ¿Nos enseñas el resultado?

Anuncios

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s