El Blog de Nanos

¿Por qué lloran los bebés?

Deja un comentario

bebe-nombresIdentificar los motivos del llanto de un bebé no es tarea fácil, y menos para los padres primerizos. Los primeros momentos son de frustración y de impotencia ante la imposibilidad de comunicarnos y de comprender qué es lo que está provocando ese malestar. Los principales motivos tienen que ver con emociones básicas: hambre, dolor, enfado o miedo… pero hasta que se gana cierto ‘rodaje’ la reacción del bebé puede parecernos idéntica y, por tanto, difícil de aislar.

No sólo lo reconocen los papás, sino que los estudios así lo demuestran. El último viene de la mano de la la Universidad de Murcia, junto con la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Ambas instituciones se dedicaron a estudiar el llanto de 20 bebés de entre 3 y 18 meses de edad. ¿Cuáles fueron sus conclusiones? ¿Por qué lloran los bebés?

Cuestión de gestos

El estudio parte de la base de que, cuando un bebé llora, la actividad muscular de su carita se llena de tensión en zonas concretas: frente, cejas, labios, apertura de la boca y mejillas. Teniendo en cuenta estos parámetros, observaron ciertas diferencias en la forma de llorar en función de las emociones negativas que los bebés querían manifestar. El resultado es el siguiente:

Enfado: Ante una emoción de enfado, la mayoría de los bebés mantienen los ojos a medio cerrar y miran aparentemente sin dirección, o bien con una mirada fija y prominente. En cuanto a su boca, suele estar abierta o entreabierta y la intensidad del llanto suele ser progresiva.

Miedo: Cuando el bebé siente miedo, la situación cambia. Tiende a mantener los ojos abiertos casi todo el tiempo y su mirada suele ser de análisis de lo que les rodea. Incluso pueden mover la cabeza hacia atrás. El llanto, como es lógico ante un susto, aparece en forma de explosión para rebajarse poco a poco.

Dolor: En cuanto al dolor, éste se manifiesta con los ojos cerrados casi todo el tiempo o abiertos con una apertura diminuta a ratos y una mirada distante. Además, se produce un enorme tensión en la zona ocular, y el ceño se frunce. El llanto alcanza su máxima intensidad desde el principio y, además, comienza de forma repentina justo después del estímulo.

En cuanto a la capacidad de los papás para reconocer las emociones de sus hijos, el equipo de investigación observó el grado de precisión que tienen los adultos para reconocer el llanto de sus hijos. El resultado es que los adultos no identifican bien qué emoción es la que induce el llanto, sobre todo en el caso del enfado y el miedo. Sin embargo, “aunque los observadores no sepan reconocer bien la causa, cuando los bebés lloran porque les duele algo esto provoca en los adultos una reacción afectiva más intensa que cuando lloran por estar enfadados o tener miedo”, apunta Chóliz, el director de la investigación.

Fuente: Ser Padres.

Anuncios

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s