El Blog de Nanos

¿Cuántos regalos dar a los niños en Navidad?

Deja un comentario

regalos-navidad

Los padres, los abuelos, los tíos… La familia entera se vuelca en dar a los pequeños de la casa todos los regalos del mundo para cumplir a rajtabla con su carta a los Reyes Magos, pero ¿hasta qué punto hemos traspasado el límite de lo aconsejable con tanto obsequio? ¿Es bueno que el niño reciba tantas cosas en Navidad? La crisis ha puesto de manifiesto que la falta de medios se convierte en motivo de frustración para muchos padres, que sienten que no pueden dar a sus hijos todo lo que desean, pero tal vez la lectura sea la contraria: ¿sería bueno volver a los orígenes y reducir drásticamente la lista de presentes navideños?

Hoy en El Blog de Nanos nos planteamos este debate -¡y queremos contar con vuestra opinión!-, y lo hacemos partiendo de una foto típica de la mañana de Navidad o la de los Reyes Magos: niños abrindo paquetes a destajo sin detenerse más de un minuto en disfrutar de cada regalo, buscando siempre el siguiente mostrando cierta ansia de poseer más y más cosas. Según los expertos, tener más objetos no es necesariamente más beneficioso para el niño; más bien todo lo contrario. ¿Por qué? Pues porque darles todo lo que piden los convierte en personitas insaciables e inmaduras.

Así, es más aconsejable enseñarles desde pequeños que en la vida es muy complicado tener todo lo que uno quiere, así como hacerles partícipes -en la medida de lo posible- de las circunstancias de la economía familiar o incluso del país o del mundo. ¿Cómo? Sabemos que SS.MM. los Reyes Magos de Oriente no tienen nada que ver con la situación económica de cada familia y que, en teoría, deberían ser capaces de conseguirlo todo… pero tal vez podamos explicar a los niños que este año han cambiado de política y han decidido que hay que repartir mejor los juguetes y entregar más a quienes más lo necesitan, por lo que la lista deberá ser más corta.

Es más, podemos hacer a los pequeños partícipes de esta idea: ¿por qué no acudir juntos a donar juguetes que ya no utilicen para que los Reyes Magos tengan en sus manos más paquetes que repartir? Es importante inculcar la solidad y el sentimiento de pertenencia a una comunidad en los niños desde muy temprana edad. Seguro que con buenos argumentos les ayudamos a olvidarse un poco de sí mismos y de sus deseos y les ayudamos a pensar más en el otro, especialmente en quienes se encuentran en una situación más desfavorable.

La clave es, además, evitar que el niño se convierta en un adulto insatisfecho, infeliz por la carencia de cosas que, en realidad, no son importantes. Tenerlo todo genera, de forma inevitable, que no podamos atender a tal cantidad de cosas y que, por tanto, la ilusión se reparta entre todas ellas. Se disfruta menos, se valora menos… se pierde la emoción. Y se deja de lado la importancia de la austeridad y de decir no al consumismo extremo hacia el que nos empuja la sociedad.

¿Qué podemos hacer los padres?

Es importante que el niño sepa de antemano que la lista de regalos recibidos no va a ser tan grande como otros años y que no lo asocie a un mal comportamiento por su parte -¡no queremos que se sienta culpable por ello!-, sino a un cambio en las reglas del juego. “Este año los Reyes Magos sólo van a dar 5 regalos a cada niño” o “hay muchos niños que tienen muy pocos juguetes, así que este año van a repartir algunos más a otros niños para que ellos también puedan disfrutar”, son algunos argumentos que pueden servirte de ayuda. Si tienen la edad suficiente para entenderlo, también puede hacerse referencia a la situación de crisis, a cómo ahora hay menos medios para hacer tantos regalos, y cómo los Reyes han decidido regalar sólo las cosas que más ilusión hagan. Ese ejercicio de filtrado de los deseos realmente importantes es muy beneficioso para los pequeños.

También es importante que el mensaje sea homogéneo y que el resto de familiares -¡sobre todo los abuelos!- no se lo salten a última hora. La lista de regalos debe ser claramente acotada y cumplida a rajatabla. De otro modo estaríamos confundiendo al niño.

A la hora de escribir la carta a los Reyes Magos, es bueno preguntar a los niños qué regalos les hacen especial ilusión y ayudarles a seleccionar, minimizando las elecciones impulsivas y ayudándoles a filtrar el efecto de la publicidad.

Anuncios

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s