El Blog de Nanos

¿Cuándo es (de verdad) bueno empezar a aprender la segunda lengua?

Deja un comentario

aprender-escribir-ninos

Mucho se ha escrito sobre cuál es la mejor fórmula para enseñar un segundo idioma a los pequeños de la casa: hay expertos que optan por el bilingüismo desde la cuna, otros que prefieren retrasarlo a unos meses más tarde y muy pocos optan ya por retrasarlo hasta que el niño haya cumplido un par de años. ¿Es realmente cierto el dicho de que, en cuestión de idiomas, cuanto antes, mejor? La respuesta es un rotundo sí: a pesar de su temprana edad, los bebés resultan ser unos lingüistas excepcionales, y si alguien lo pone en duda solo tiene que observar cómo evoluciona el lenguaje en un niño de los 0 a los 36 meses. La realidad es que, en solo 3 años, el ser humano pasa del llanto como medio de comunicación a la construcción de frases casi perfectamente correctas.

Incluso sus errores de construcción demuestran hasta qué punto su mente está preparada para adquirir el conocimiento del lenguaje en esa temprana edad. Si escuchas a tu hijo decir “he abrido” en lugar de “he abierto”, tómatelo como una prueba más de que su cabecita está creando asociaciones para ampliar su espectro de lenguaje más allá de los conceptos que ya conoce, buscando la mejor forma de ampliar sus conocimientos y herramientas comunicativas. En estos primeros momentos, el pequeño almacena muchísima información, como si de un gran ordenador se tratara, en el que se archivan las palabras que se utilizan y la forma en que se deben combinar para crear frases bien hechas.

Este mismo proceso se aplica a la adquisición de la segunda lengua, y son muchos los especialistas que niegan que enseñar dos lenguas a la vez pueda confundir al niño. Al contrario, cuanto antes la integremos en su día a día, antes la interiorizará de modo natural, de forma que podremos optimizar los recursos que su mente le brinda en estos primeros meses de vida. ¿Qué mejor forma de aprender que hacerlo sin que suponga un gran esfuerzo? Se trata, probablemente, del único momento de nuestras vidas en que ello es posible, así que merece la pena no perder la oportunidad.

¿Cuáles son las claves?

  • A los tres meses, los bebés tienen la capacidad de aprender cualquier idioma. De hecho, su balbuceo es igual en todas partes del mundo.
  • A los cuatro meses pueden distinguir cuando se les habla en diferentes idiomas y comprender el significado de palabras y frases.
  • A los seis meses, el balbuceo ya tiene el acento de su lengua materna.
  • A los ocho meses, el bebé puede producir sonidos de cualquier idioma al que haya sido expuesto.
  • Entre los 3 y los 9 años los niños tienen una predisposición increíble para aprender otras lenguas. Por eso, lo mejor es empezar de pequeños y que los niños aprendan inglés de forma natural, como si fuera su lengua materna.
Anuncios

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s