El Blog de Nanos

7 trucos para que tu bebé duerma mejor

Deja un comentario

bebe
Conseguir que nuestro bebé duerma bien suele ser uno de los grandes retos para los papás y mamás, especialmente cuando somos primerizos. La novedad de los horarios del niño y el desconocimiento de sus necesidades puede llevarnos a cometer errores que reduzcan las posibilidades de que toda la familia descanse como es debido. ¿Cómo poner fin a ese caos? La realidad es que cada caso es un mundo y no hay forma de garantizar que todo irá como la seda: algunos bebés, sencillamente, descansan peor, o se despiertan más a menudo. Sin embargo, existen trucos que puedes seguir para que su sueño sea lo más placentero posible y para que logren dormirse muy felices y relajados. Vienen de la mano del Dr. Gonzalo Pin, pediatra Jefe de la Unidad de Sueño del Hospital Quirón, de Valencia, quien desglosa estos secretos para Ser Padres.
Según este artículo, la clave es la sensación de seguridad. Para el Dr. Pin, no sirve de nada dejarle llorar: eso sólo hará que se angustie más y que se sienta más inseguro.

1. Ritual nocturno

Hay que enseñarle que es la hora de dormir desde bebé con un ritual de buenas noches tranquilo y agradable que el bebé pueda reconocer fácilmente: cena, baño, su osito, una nana… y tras, despedirse de él, dejarle en su cuna para que se duerma solo.

2. Objeto de transición

El bebé necesita la presencia de alguien o algo que le transmita seguridad en la noche, como un juguete suave, un peluche, un trapito o un objeto que pueda manejar y que permanezca con él durante el sueño.

3. Ruidos, los normales

El bebé debe adaptarse al ambiente en el que vive. Conviene reducir un poco el ruido para facilitar su sueño, pero sin impedir el desarrollo normal del hogar.

4. Temperatura

La temperatura del cuarto debe rondar los 18-20 º C. Vigila que el ambiente no está demasiado seco, si es necesario coloca un humificador.

5. Puertas abiertas

Si el bebé duerme en un cuarto diferente al de los padres, conviene dejar abierta la puerta. Los espacios cerrados aumentan la angustia de separación y pueden convertir el sueño en un aislamiento y un castigo, en lugar de un tiempo de placer, que es lo que debería ser.

6. 
Sin luz

Lo ideal es que el pequeño se quede dormido sin luz para que asocie el sueño nocturno con la oscuridad, y procurar que, al amanecer, entre claridad en el dormitorio de manera gradual. Si se duerme con luz, ésta deberá permanecer toda la noche.

7. Y muchos mimos, también por el día

El contacto físico reduce los miedos nocturnos. Acariciarle, besarle, mimarle mucho durante el día es importantísimo para que se sienta querido y seguro y por lo tanto, el desarrollo de unos buenos hábitos de sueño.

Anuncios

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s