El Blog de Nanos

¿Cómo comunicarte con tu bebé durante el embarazo?

Deja un comentario

embarazo-nino-nanos

Quienes ya han pasado por la experiencia de convertirse en papás y mamás saben de sobra que el vínculo con el bebé y la comunicación entre ellos comienza mucho antes de dar a luz… Durante el embarazo es posible no sólo compartir un espacio en el cuerpo de mamá, sino también vibraciones, alimentación e incluso estados emocionales. Por eso, hoy en nuestro blog queremos hablar sobre cómo comunicarte con tu bebé en esta fase y estrechar ese vínculo que tan fuerte se hará una vez que conozcas a es nueva personita que está por llegar.

Son muchos los estudios que aseguran que el estado emocional de la madre influye mucho en el desarrollo del feto durante el embarazo. Por eso es tan importante mantener una actitud calmada, saludable, positiva y de disfrute de este proceso. Todo lo que vivamos y sintamos durante esos nueve meses tendrá una repercusión en el pequeño.

De hecho, está demostrado que a partir de las 13 semanas el futuro bebé percibe las vibraciones y los gorgoteos del vientre de su madre, y los identifica como sus primeros sonidos. Los latidos del corazón también acompañarán al bebé durante todo este periodo. Pero, además, el feto puede escuchar conversaciones, la música exterior… aunque de forma distorsionada.  Ello no quita que pueda identificar las sensaciones que se producen en el exterior y que logremos transmitirle esa tranquilidad que necesita a través de esa vía.

Además, a partir de la semana 26, el bebé pasará la mayor parte del tiempo durmiendo… pero el resto del tiempo permanecerá alerta a cualquier ruido externo, o a cualquier estímulo externo que pueda resultar amenazante (mostrando el reflejo de protección, estirando y apartando los brazos y las piernas). Al fin y al cabo, el feto se prepara poco a poco para adaptarse a la vida exterior y ya reconoce en cierto modo lo que ocurre fuera si algo le sobresalta.

La influencia emocional

Los estudios también demuestran que el ritmo cardíaco y la presión sanguínea de la madre están directamente relacionados con su estado emocional. Por tanto, si está tensa y estresada, el corazón aumentará sus latidos y subirá la presión sanguínea, y ello acabará repercutiendo en el bebé. Así, aunque el pequeño tiene su propio torrente sanguíneo, la presión sanguínea pasa rápidamente a través de la placenta.

Esta simbiosis entre el estado emocional de la madre y su bebé ya desde el útero hace plantearse cómo cuidar de la salud emocional del bebé antes de su nacimiento, desde el propio cuidado emocional de la mamá.

Por ello, es muy recomendable mantener una actitud saludable durante el embarazo: rodearse de personas que transmitan seguridad y cariño, reforzar una buena comunicación con la pareja, hacer ejercicio suave, hablar al bebé y tratar de transmitirle paz, rodearse de música agradable y de sonidos placenteros… Todo ello ayudará a que el pequeño se desarrolle en un entorno agradable y que, por tanto, nuestro bebé perciba lo que le rodea como un entorno seguro.

¿Te han gustado nuestros consejos? ¿Qué haces tú durante el embarazo para comunicarte con tu bebé?

Anuncios

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s