El Blog de Nanos


Deja un comentario

5 consejos para elegir las gafas de nuestros hijos

Todavía queda poco más de un mes para la vuelta al cole, pero es nuestra misión estar prevenidos, y la elección de las gafas para nuestros hijos puede convertirse en una delicada tarea. Se encuentran en edad de crecimiento, y por lo tanto su graduación es cambiante, lo que hace de ésta una actividad más habitual de lo que muchos padres quisieran. Para facilitar este proceso, ofrecemos aquí 5 útiles consejos para elegir las gafas de nuestros hijos:

smart-187696_1920.jpg

  • De su gusto

 La primera reacción de un niño a la impostura de unas gafas suele ser negativa, ¿y quién le culpa? Nuestra función, por tanto, no será elegirles aquéllas que se adapten a nuestro gusto, sino guiarles en la búsqueda de unas con las que se puedan llegar a sentir cómodos. Nuestros hijos tendrán una mejor reacción ante este gran cambio si son ellos los que eligen sus propias gafas, así como un mejor cuidado de las mismas (lo que los padres más veteranos valorarán en su justa medida).

  • Comodidad

 Probablemente el requisito más importante en la elección de las gafas de nuestros hijos: que sean cómodas. No deben suponer una molestia para ellos, es más, cuánto antes se olviden de que las llevan mejor. Para ello hemos de buscar unas varillas y terminales (la parte que rodea la oreja) flexibles y ajustables. Una buena alternativa al clásico cordón que rodea su cabeza son los llamados “stoppers” en la misma terminal. También puede resultar útil el uso de bisagras con muelles en las varillas que impidan la rotura de las mismas.

  • Recambio

 ¡Fundamental! No nos engañemos, son niños, y los niños pierden y rompen las cosas. Cuando nuestro hijo necesite las gafas de forma permanente nos será muy útil tener unas de repuesto en caso de que las originales resulten dañadas. Al igual que cuenta con varios zapatos o varios abrigos, el tener unas gafas de recambio nunca estará de más.

  • Lentes

 En relación con el punto anterior, es una buena idea buscar unas lentes orgánicas (y dentro de las mismas, a ser posible, de policarbonato), ya que serán un material mucho más resistente a la rotura. También es importante elegir una lente lo más reducida posible, no sólo por estética, sino que reducirá considerablemente el peso y las distorsiones en la imagen.

  • Tamaño

 ¡No es el uniforme del colegio! no vale exagerar la talla de la compra en previsión del crecimiento de nuestro hijo. Hemos de elegir el tamaño adecuado para la cabeza de nuestro hijo, teniéndo en cuenta que no sobrepase la ceja ni se apoye en los pómulos o que no deje marcas en la sien. Además, como decimos, está en edad de crecimiento y su graduación irá cambiando, por lo que resultaría inútil comprar unas gafas pensando en el largo plazo.