El Blog de Nanos


Deja un comentario

¡La robótica llega a las aulas!

robotica-ninos

La era de las nuevas tecnologías ha llegado para quedarse y los cambios en esta materia no hacen sino aumentar exponencialmente. Por eso la robótica se ha convertido en una de esas asignaturas que, lejos de ocupar un espacio en la ciencia ficción, se han convertido en una realidad en muchas aulas españolas y de todo el mundo. Cada vez nos valemos en mayor medida de aparatos que cumplen por nosotros esas tareas del día a día que tanto tiempo nos quitan. Por eso es importante formar a los pequeños en una de las ramas de las TIC que, sin duda, más puestos de trabajo generará en el futuro.

Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid, la asignatura Tecnología, Programación y Robótica ya es obligatoria para los cursos de primero y tercero de secundaria. Fuera del territorio, la asignatura STEM (acrónimo en inglés de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) invade las aulas de Estados Unidos y Reino Unido. Y ello pasa no sólo por enseñar competencias digitales y programación, sino también ética y buen uso.

Pero ¿cuáles son los beneficios pedagógicos que acompañan a esta asignatura? Francesc Esteve, profesor del departamento de pedagogía, especializado en tecnología educativa, de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona, los enumera para El País: “Sin duda, la programación y la robótica tienen enormes potencialidades educativas, ya que, además de la motivación, nos permiten trabajar niveles de aprendizaje más profundos; no solo memorizar o recordar, sino también analizar, resolver o crear, y desarrollar así competencias clave para el siglo XXI, como son aprender a aprender, trabajar en equipo, la iniciativa o la creatividad”, asegura.

Eso sí, también advierte que “tenemos que ir con cuidado y no movernos por modas cuando hablamos de educación. Primero, porque la competencia digital abarca mucho más que la programación. Hay que enseñarles a hacer un uso ético, crítico y saludable de la tecnología. Saber decir que no y conocer las consecuencias del empleo de la tecnología en determinadas circunstancias. Esto no se puede descuidar”.

No hay que olvidar que detrás de estos movimientos a veces hay intereses comerciales y una forma muy parcial de ver el mundo, dejando de lado las ciencias sociales, el arte, la música y todos los valores que ello implica. En Reino Unido, donde nos llevan mucha ventaja en la integración de esta disciplina en el currículum de los niños, se está desarrollando una gran corriente crítica en torno a estos conceptos. Lo importante es saber qué tipo de sociedad queremos y tener claro que conseguirlo dependerá de la educación que demos hoy a los niños.

Más allá de ello, en Nanos queremos exponer algunas de las ventajas de enseñar a los niños robótica en las aulas:

  • Gracias a ello se involucran activamente en su propio proceso de aprendizaje
  • Ayuda a desarrollar la intuición científica y de ingeniería
  • Potencia sus habilidades de investigación y resolución de problemas, así como lectura, escritura, habilidades de presentación y creatividad
  • Construye auto-pensadores que además son capaces de apreciar el valor de la auto-motivación y de sentirse con recursos
  • Permite que conseguir sus metas se transforme en un hábito
  • Los niños se convierten más fácilmente en autodidactas activos
  • La robótica fomenta la habilidad para resolver los problemas mediante estrategias centrándose en el razonamiento lógico, analítico, y pensamiento crítico. Esta habilidad es la base de muchos campos científicos así como de otras áreas profesionales
  • La robótica prepara a tus hijos para enfrentarse al mundo competitivo, especialmente en las ciencias tecnológicas, las de mayor demanda en la actualidad y en el futuro

Por todos estos beneficios -¡y porque los niños se lo pasan pipa!-, la robótica como forma de desarrollar el potencial asegura un retorno de la ‘inversión’ incalculable tanto para niños como para padres.

Anuncios


Deja un comentario

Jugar con la comida trae muchos beneficios para tus hijos

Comidas-hijos-jugarSi eres de esos padres que no dejan a sus hijos jugar con la comida, tal vez nuestro post de hoy te haga replantearte la situación. Hoy en El Blog de Nanos hablamos sobre alimentación y, más concretamente, cómo jugar con los alimentos y manipularlos es otra de las formas en que éstos pueden ser beneficiosos para tus hijos. ¿Sorprendido?

Según un estudio de la Universidad de Iowa, los bebés que juegan con alimentos inconsistentes adquieren un mayor gusto por la exploración y aprenden primer sus primeras palabras. El lugar también importa: al parecer cuando experimentan sentados en una trona, el efecto se multiplica. ¿Conclusión? Deja a tus hijos que manoseen y se embadurnen de alimentos de vez en cuando… y aprovecha para disfrutar con ellos de un ratito en el que las reglas se relativicen.

Existe mucha literatura sobre cómo los bebés aprenden con más facilidad cuando juegan con objetos sólidos -su forma inalterable facilita su identificación-. Sin embargo, parece que los bebés también reconocen los objetos en estado líquido y logran diferenciar la leche del pegamento, por ejemplo.

De hecho, el estudio de la Universidad de Iowa demuestra cómo al exponer a un grupo de bebés a este tipo de alimentos y animarles a jugar con ellos, en una segunda etapa fueron capaces de identificarlos y nombrarlos a través del sonido que les había sido asignado.

Los resultados mostraron que los niños que interactuaron más con los alimentos eran más hábiles a la hora de identificarlos por su textura y nombrarlos. Además, los niños que se sentaron en trona obtuvieron un mayor éxito que los que se sentaron en otros lugares, ya que allí los niños se sienten más predispuestos a experimentar.

Por eso los científicos recomiendan a los padres fomentar la exploración del bebé en cualquiera de sus entornos conocidos, incluido el momento de sentarse a la mesa: alimentos como el puré, el zumo, un puñado de harina o una fruta aportan información clave para estimular su desarrollo cognitivo.

¿Cómo puedes hacerlo? Sienta a tu hijo en la trona y ofrécele diferentes texturas para que las manipule, las pruebe, las huela y juegue con ellas mientras se familiariza con cada uno de esos alimentos. De este modo estarás enseñándole a través de una técnica tan divertida y útil como es el juego. Es posible que se ponga perdido de arriba abajo pero ¿no crees que merece la pena?


Deja un comentario

Masaje infantil: ¿Cómo practicarlo en casa con tu bebé?

Una de las técnicas que en nuestros centros Nanos defendemos como clave para el desarrollo de los más pequeños es la del masaje infantil. De ahí que apostemos por talleres de este tipo: porque estamos convencidos de que la piel, el contacto y la vinculación a través de las manos es una forma de comunicación entre los progenitores y los niños.

Este concepto engloba una serie de técnicas de tacto, voz y mirada que, entrelazadas, crean una experiencia que aporta grandes beneficios tanto a los padres y madres y/o cuidadores como a sus niños. Estos beneficios no se quedan tan sólo en el ámbito fisiológico, sino que llegan más allá, donde las fibras sensibles del sistema emocional son estimuladas y fortalecidas para poder crear un marco de confianza, seguridad y aceptación emocional. Esto favorecerá un crecimiento más equilibrado en todos los ámbitos de su persona.

En nuestros centros Nanos contamos con profesionales que se han formado con los mejores especialistas en masaje infantil -la Asociación Española de Masaje Infantil (AEMI)-. Sin embargo, existen técnicas que puedes llevar a cabo en casa y que hoy en El Blog de Nanos queremos acercarte, a través de la aportación del tocólogo francés Frederick Leboyer.

Este médico, en un viaje a La India, descubrió las bondades de los masajes que una mamá, Shantala, prodigaba a su hijo. Tras ello comenzó a indagar en el vínculo que se establecía entre la mamá y el hijo, y descubrió los beneficios de esta práctica en el desarrollo psíquico y físico de los bebés.

¿Cómo dar un masaje a tu bebé?

Lo primero es crear un espacio y un tiempo adecuados para ello, lo que contribuirá a canalizar mejor la comunicación entre progenitor e hijo. La música deberá ser relajante, y deberás contar con una colchoneta o una manta, así como con aceite o crema para bebés, y una muda de ropa. Evita, además, el uso de anillos o cualquier objeto que pueda lastimar la delicada piel del bebé.

Los expertos recomiendan anticipar la acción con la palabra y los gestos, para que el bebé sepa que es el momento de los masajes. También establecer contacto con la mirada, piel con piel, y buscar una posición corporal cómoda.

Colocaremos al bebé boca arriba y nos arrodillaremos a los pies del pequeño. Sentados, con las piernas juntas y estiradas, colocaremos al bebé sobre nuestras piernas. En posición de “yoga” (piernas cruzadas), colocaremos al bebé en el centro de nuestras piernas. Luego, de rodillas, colocamos al bebé sobre nuestras rodillas.

Antes de poneros mano a la obra, es importante saber que no es necesario aprender técnicas complejas, sino intentar transmitir cariño y sensaciones. Con todo, hay algunos conceptos que es bueno tener claros:

– Fricción: Se trata de masajes muy localizados y se dan con la yema de los dedos.

– Enrollamiento: se realizan círculos envolventes en la zona donde se aplicará el masaje.

– Percusión: Se trata de dar golpecitos rítmicos, continuos y ligeros, como si fueran “gotitas de agua”, con la mano ahuecada o con la yema de los dedos.

– Estiramiento: Se aconseja realizarlo al final de la sesión, cuando el bebé esta relajado.

Además, os dejamos una serie de imágenes sobre cómo realizar masajes en determinados puntos del cuerpo del bebé. ¡Que lo disfrutéis!

estimulacion-temprana-en-imagenes-8-400x210 estimulacion-temprana-en-imagenes-7-400x196 estimulacion-temprana-en-imagenes-6-400x208 estimulacion-temprana-en-imagenes-5-400x212 estimulacion-temprana-en-imagenes-4-400x230 estimulacion-temprana-en-imagenes-3-400x213 estimulacion-temprana-en-imagenes-1-400x210