El Blog de Nanos


Deja un comentario

5 maneras divertidas y creativas de envolver regalos

¿Se acerca el cumpleaños de tu hijo o cualquier ocasión especial y no sabes cómo envolver sus regalos? ¿Quieres algunas ideas originales para que el momento de desenvolverlos se convierta en parte del juego? Muchas veces -especialmente cuando nuestros niños son un poco ‘devora-obsequios’- resulta positivo optar por fórmulas que pongan el acento no sólo en el contenido del paquete, sino en su exterior. ¿Por qué? Pues porque de este modo el pequeño puede tomarse un tiempo para apreciar lo que realmente importa: el cariño depositado en él por parte de la persona que regala. En un mundo donde se inunda a los pequeños con más y más juguetes, merece la pena enseñarles a detenerse y a disfrutar de las pequeñas grandes cosas… ¡como estos preciosos paquetes!

1. ¡A la rica fruta fresca!

La primera de nuestras ideas viene de la mano de thehousethatlarsbuilt.com y es de lo más divertida. ¿A quién no le apetece abrir estos preciosos regalos con forma de ricas y frescas frutas? Necesitarás armarte de paciencia y utilizar diferentes tonalidades de papel, tijeras y rotuladores para toques como las pepitas, pero ¡te aseguramos que el esfuerzo merece la pena! Verás la cara que se le pone a los peques de la casa…

envolver-regalos

2. Una carretera llena de sorpresas…

¿Quieres convertir el momento de abrir los regalos en todo un juego? Entonces quédate con esta idea, que viene directamente de mrprintables.com. Puedes colocar señales de tráfico, una pequeña carretera, un camión de juguete cargado de ellos… ¡Cualquier cosa que se te ocurra! En el enlace previo tienes plantillas descargables que puedes imprimir.

envolver-regalos-2

3. Regalos bajo el mar…

Si tus hijos son amantes del mar, no podrán resistirse a esta preciosa decoración. Es muy sencillo: necesitarás papel craft y papel o cartulina de colores para recortar las formas de peces, estrellas de mar, algas… Y una red con la que envolver el conjunto, como si de un tesoro rescatado del fondo marino se tratara. ¿A que es original? Todos los datos en  growingspaces.net.

envolver-regalos-3

4. ¡Caritas rellenas de regalos!

¿Qué nos dices de estos paquetes con caritas incluidas? Sólo necesitarás un envoltorio estándar y colores o papel para crear esas sonrisas que tanto harán reír a los peques de la casa. Juega con diferentes colores, pinta a sus amiguitos o a los miembros de la familia, dibújale a él o a ella… ¡Lo que más creas que puede gustarle! En decoideas.net.

envolver-regalos-5

5. Un puercoespín muy especial

Por último, te presentamos estos bonitos puercoespines, muy fáciles de confeccionar y divertidísimos. Son ideales para niños muy pequeños y, aunque el resultado durará poco, seguro que triunfas con esta idea. Los encontramos en decoideas.net.

envolver-regalos-6

 

Anuncios


Deja un comentario

Hacia una educación infantil en torno a las emociones

hijos-memoria

La educación, para bien o para mal (¡y nosotros creemos que para muy bien!), no es lo que era. En España se han experimentado grandes cambios en las últimas décadas, partiendo del franquismo y de un sistema más férreo y conservador hasta el momento actual, en el que todo gira en torno a las emociones, al crecimiento personal y al desarrollo de las herramientas necesarias para ser felices antes que pequeñas ‘bibliotecas andantes’. A los educadores se les pide, a día de hoy, que ayuden a los pequeños a ser personas; llenar sus cabecitas de conocimientos queda en un plano secundario. ¿Por qué este cambio de tendencia? ¿Resulta positivo? ¿Hace falta buscar un equilibrio?

Hoy en El Blog de Nanos queremos reflexionar sobre este cambio de tendencia y daros algunos ejemplos para entenderlos. También dejar clara nuestra postura: creemos que una educación en la felicidad, en la seguridad y la autoestima, resulta básica para que los niños de hoy sean los adultos responsables y resolutivos del mañana. Personas capaces, conscientes de sí mismas y con un alto nivel de autoconocimiento y, por tanto, de autocontrol. ¿Por qué es eso tan importante? Existen diversos estudios que aseguran que los niños que crecen con una buena educación emocional resultan menos conflictivos y agresivos cuando son mayores, probablemente porque saben controlar sus emociones y utilizarlas para crecer.

Como ejemplo, os recomendamos ver este pequeño documental emitido por el programa Redes, en el que Eduardo Punset analiza cómo “Aprender a gestionar las emociones”.

Los propios padres son los impulsores de ese cambio: piden una educación “sin gritos, sin prisas, sin obligaciones, pero con guía, cariño y dedicación”, tal y como asegura un artículo reciente publicado por El País. De este modo, los padres más concienciados tienen en cuenta estas premisas a la hora de elegir centro infantil y colegio. Especialmente el periodo de 0 a 3 años se ha convertido en uno de los mayores focos de atención, al ser una etapa no obligatoria pero de gran importancia en el desarrollo futuro. “Hay familias jóvenes a las que no les vale cualquier cosa. Van buscando algo que respete el desarrollo natural de los niños. Y, sobre todo, no quieren lo que tuvieron ellos”, recoge el reportaje.

A ello se añade un factor clave: las familias ahora tienen los hijos de manera más consciente y eso hace que se interesen más por la educación que quieren para ellos. Por eso buscamos alternativas de más libertad y autonomía; no en el hacer, sino en el pensar. Y por eso en Nanos apostamos por una educación abierta, consciente de la importancia de la emociones y enfocada a uso del juego como herramienta clave para el aprendizaje. ¡Por eso nuestros niños Nanos son tan felices!


Deja un comentario

¿Cuándo es (de verdad) bueno empezar a aprender la segunda lengua?

aprender-escribir-ninos

Mucho se ha escrito sobre cuál es la mejor fórmula para enseñar un segundo idioma a los pequeños de la casa: hay expertos que optan por el bilingüismo desde la cuna, otros que prefieren retrasarlo a unos meses más tarde y muy pocos optan ya por retrasarlo hasta que el niño haya cumplido un par de años. ¿Es realmente cierto el dicho de que, en cuestión de idiomas, cuanto antes, mejor? La respuesta es un rotundo sí: a pesar de su temprana edad, los bebés resultan ser unos lingüistas excepcionales, y si alguien lo pone en duda solo tiene que observar cómo evoluciona el lenguaje en un niño de los 0 a los 36 meses. La realidad es que, en solo 3 años, el ser humano pasa del llanto como medio de comunicación a la construcción de frases casi perfectamente correctas.

Incluso sus errores de construcción demuestran hasta qué punto su mente está preparada para adquirir el conocimiento del lenguaje en esa temprana edad. Si escuchas a tu hijo decir “he abrido” en lugar de “he abierto”, tómatelo como una prueba más de que su cabecita está creando asociaciones para ampliar su espectro de lenguaje más allá de los conceptos que ya conoce, buscando la mejor forma de ampliar sus conocimientos y herramientas comunicativas. En estos primeros momentos, el pequeño almacena muchísima información, como si de un gran ordenador se tratara, en el que se archivan las palabras que se utilizan y la forma en que se deben combinar para crear frases bien hechas.

Este mismo proceso se aplica a la adquisición de la segunda lengua, y son muchos los especialistas que niegan que enseñar dos lenguas a la vez pueda confundir al niño. Al contrario, cuanto antes la integremos en su día a día, antes la interiorizará de modo natural, de forma que podremos optimizar los recursos que su mente le brinda en estos primeros meses de vida. ¿Qué mejor forma de aprender que hacerlo sin que suponga un gran esfuerzo? Se trata, probablemente, del único momento de nuestras vidas en que ello es posible, así que merece la pena no perder la oportunidad.

¿Cuáles son las claves?

  • A los tres meses, los bebés tienen la capacidad de aprender cualquier idioma. De hecho, su balbuceo es igual en todas partes del mundo.
  • A los cuatro meses pueden distinguir cuando se les habla en diferentes idiomas y comprender el significado de palabras y frases.
  • A los seis meses, el balbuceo ya tiene el acento de su lengua materna.
  • A los ocho meses, el bebé puede producir sonidos de cualquier idioma al que haya sido expuesto.
  • Entre los 3 y los 9 años los niños tienen una predisposición increíble para aprender otras lenguas. Por eso, lo mejor es empezar de pequeños y que los niños aprendan inglés de forma natural, como si fuera su lengua materna.


Deja un comentario

Un año de historias… ¡Gracias, familia Nanos!

gracias-familia-nanos

Ya falta muy poquito para que acabe 2015…¡ y en Centros Infantiles Nanos queremos daros las gracias! Por confiar en nosotros, por hacernos crecer, por permitirnos aportar nuestro granito de arena a la educación de vuestros hijos y, en definitiva, por formar parte de nuestra pequeña gran familia Nanos.

A lo largo de este año os hemos hablado sobre muchísimas cosas: las ventajas de algunas de las técnicas que utilizamos en nuestros centros (como los idiomas, el aprendizaje de tareas básicas, la musicoterapia, el teatro, la matronatación…) y os hemos traído grandes consejos relacionados con la educación de vuestros hijos. Por ejemplo, la importancia de leer y cómo crear un espacio adecuado para ello, o los misterios que se esconden tras los dibujos de tus hijos. Además, os hemos animado a explorar la imaginación de los peques de la casa a través de técnicas como el dibujo musical.

También os hemos traído muchísimas manualidades de todo tipo con la que hacer que disfrutéis del fin de semana en familia creando objetos divertidos. ¿Te acuerdas, por ejemplo, de estos disfraces para carnaval? Y es que la creatividad es una de nuestras obsesiones: estamos convencidos de que gracias a ella nuestros hijos construirán un mundo mejor. También gracias a la magia, que introduce en los pequeños la idea de que nada es imposible.

¿Y qué nos dices de nuestros textos sobre psicología infantil? A través de post como éste hemos intentado adentraros en este mundillo para mejorar la educación de vuestros hijos, además de animaros a jugar con ellos y a introducirles en tareas diarias como la cocina. Además, hemos debatido sobre temas muy de actualidad, como el uso de la tecnología por parte de los pequeños o la importancia del arte en su desarrollo. También os hemos mantenido al día de todos nuestros talleres y de cada edición de La Noche de Nanos.

En definitiva, hemos intentado acercarnos a vosotros, a las familias que componen la familia Nanos, ayudando en todo lo necesario para lograr que esta etapa preciosa del crecimiento de vuestros hijos sea lo más completa y satisfactoria posible. Esperamos haber logrado nuestro objetivo y, desde luego, seguiremos trabajando en ello durante el próximo 2016.

¡Miles de gracias, familia Nanos!


Deja un comentario

¿Por qué son importantes los centros infantiles?

581719_646018905410243_605908397_nSi has llegado hasta aquí es porque probablemente ya conoces la labor de los centros infantiles Nanos, pero nunca está de más recordar todas las razones por las que resulta más que beneficioso que tus hijos vivan esa primera etapa de crecimiento rodeado de otros niños de su edad y de los mejores profesionales a su servicio. En Nanos trabajamos para que los peques de tu casa aprendan jugando, disfrutando con sus amiguitos y, en definitiva, dando todos los pasos apropiados para que su desarrollo sea integral, completo y ¡de lo más divertido!

¿Quieres saber por qué los centros infantiles son tan importantes?

En general, la labor de los centros de educación infantil de primer ciclo (de 0 a 3 años) cumplen una labor importantísima, y es importante resaltar que no se trata de simples guarderías: en un centro infantil no sólo se trata de cuidar a tu hijo, sino de formarle y ayudar a su desarrollo, trabajando con ellos de forma personalizada día tras día.

¿Cómo? Desarrollando un programa de actividades adecuadas para su edad planificando unos contenidos y objetivos, integrando el desarrollo de todos los tipos de inteligencia y, sobre todo, poniendo todos los sentidos atentos a las necesidades de los niños teniendo en cuenta los rasgos que definen a cada uno de ellos.

En los centros infantiles también se enseñan hábitos, rutinas y normas de convivencia con las que, poco a poco, introducirles la idea de afrontar los retos del día a día de forma más independiente: aprenden a comer de forma autónoma, a ponerse el abrigo, a permanecer sentados esperando su turno, a compartir con otros niños,  a hacer fila, a recoger juguetes, a ordenar, a identificar sus propias características con las de los demás, a pensar por ellos mismos, a darse cuenta de sus errores, a crecer como personas…

Por eso, más allá de la necesidad de encontrar un lugar en el que cuiden de tus hijos durante tu jornada laboral, un centro infantil cumple muchísimas más funciones. También socializadora, ya que los niños se relacionan con otros niños de su misma edad y con sus mismas características, lo que sin duda les ayuda a crecer de forma conjunta y a divertirse en el proceso. Y es que el juego es, para Nanos, la clave del aprendizaje: el juego es experimentación, vivencia, experiencia y contacto con la vida. No hace falta ponerse serios para enseñar las cosas. De hecho, está demostrado que aquellas lecciones que se aprenden jugando y en un ambiente de autoconfianza y buen humor son para siempre. Además, el juego refuerza su autoestima y puede llevarles a desarrollar su creatividad y su personalidad de forma mucho más intensa.

Desde Nanos hacemos hincapié en que los centros infantiles son muy importantes en el desarrollo de cualquier niño y queremos conocer vuestra experiencia con nosotros. ¡Nos encantará recibir un piropo tuyo! ¿Por qué recomendarías tu centro infantil Nanos? ¿Qué te parece su personal?

¡Estamos encantados de formar niños Nanos de lo más especiales!


Deja un comentario

¿Tus hijos van al cole y necesitas un lugar donde ocupar sus tardes? ¡Ven a Nanos!

581719_646018905410243_605908397_nEn Nanos Cultura Creativa nos encanta dar facilidades a los padres y madres para que pudan compatibilizar sus horarios laborales con la educación de sus hijos. Por eso, si tus hijos ya van al cole, y hayan pertenecido o no a los centros infantiles de nuestra red, ponemos a tu disposición actividades de tarde para que puedan aprender mientras tú cumples con el resto de tu jornada.

Nuestro Centro Nanos de Seseña (Av. De Castilla-La Mancha, 13) pone a tu disposición una oferta que no podrás dejar escapar: dos horas todas las tardes de lunes a viernes por 70 euros al mes con actividades de apoyo, inglés o talleres, o bien dos horas cada tarde de lunes a viernes por 80 euros al mes incluyendo natación (nuestra piscina estará lista para tus hijos a partir de octubre).

Consúltanos y, en función de la dad de tu hijo y de tus preferencias, prepararemos un plan de actividades para ti dentro de nuestro horario de clases, que va de 16 a 19 horas.

Si, además, quieres ampliar el horario de dos horas y llevarlo a tres, nuestro precio será de 105 euros (115 en caso de que también quieras que tu hijo acceda a nuestra piscina).

Además, te recordamos que estamos abiertos desde las 6 de la mañana hasta las 20.30 horas. Consulta con el centro si necesitas que creemos un plan para ti que cubra más horas que las que ofrecen estos dos paquetes.

¡Llámanos al 91 808 89 38 e infórmate! 🙂


Deja un comentario

Claves para superar la ‘mamitis’ en la vuelta al cole

evitar-mamitisLa vuelta de las vacaciones significa para muchos niños el inicio de una nueva etapa: la de la guardería o el cole. Toca acostumbrarse poco a poco a pasar menos tiempo con papá y mamá, y resulta muy frecuente que se produzcan casos de ‘mamitis’ aguda. ¿Cómo ponerles coto? ¿Qué técnicas utilizar para evitar que los pequeños -y sus papis- pasen un mal rato? Hoy en El Blog de Nanos os dejamos algunas claves para pasar este mal trago lo antes posible y acostumbrar a los peques de la casa a pasar tiempo con otros.

Lo cierto es que cada caso es un mundo: cada niño tiene su personalidad y hay pequeños que, desde muy temprana edad, muestran un alto grado de independencia y de desapego hacia la figura de sus padres, relacionándose con facilidad con su entorno. En otros casos, la personalidad del pequeño puede llevarle a buscar siempre la protección de sus progenitores -en muchas ocasiones, la de su madre-.

La forma de actuar de los padres y sus hábitos en el día a día tienen mucho que ver a la hora de moldear estas conductas: si el niño está acostumbrado desde pequeño a pasar de brazo en brazo y a quedarse con sus abuelos u otros familiares o amigos, es más probabe que alcance un grado de independencia adecuado que evite la ‘mamitis’. Al contrario, los niños que pasan mucho tiempo con sus mamás suelen crear un vínculo muy fuerte y una necesidad constante de protección y cariño por parte de ella que resulta negativo para las dos partes: para el niño, porque le costará relacionarse con cualquiera que no sea su mamá; y para ella, porque su voluntad de atender al pequeño le quitará muchísimo tiempo y evitará que pueda prestar atención a cualquier otra cosa.

Y es que, muchas veces, son los padres los que deben aprender a dejar a sus hijos desprenderse de esa figura materna o paterna que les mantiene en una burbuja protectora: es importante dejar al niño que experimente, que vaya aprendiendo a hacer cosas por sí mismo, que se equivoque, que caiga y vuelva a levantarse… todo ello siempre con el apoyo de sus padres, pero dejándole el oxígeno necesario para que piensen por sí mismos y desarrollen su intelecto y su personalidad sin que les den todo hecho.

1. Empieza por dejarle ratitos a solas

Los cambios son mucho más fáciles de sobrellevar si se llevan a cabo poco a poco, de forma que los niños -y los padres- puedan adaptarse a ellos. Es importante que tu hijo, en la medida en que sea posible, vaya ganando independencia y pasando ratitos a solas o en los que tú estés cerca pero ocupada en otras tareas. El pequeño debe saber que puede contar con tu ayuda cuando la necesite, pero que no puede reclamar todo tu tiempo porque hay más cosas en el mundo a las que atender.

2. Introdúcele gradualmente en las clases

Si vas a dejar a tu hijo en un centro infantil -este tránsito antes de llegar al cole es muy positivo aunque no tengas necesidad de ello, ya que ayudará a tu hijo a ser independiente mucho antes- ve aumentando cada día el tiempo que pase en el centro, empezando por una hora -por ejemplo- y aumentando la ‘dosis’ de independencia poco a poco para que vaya adaptándose a lo que viene. Pasar de golpe ocho horas en el centro puede ser excesivo para algunos niños.

3. Si puedes, opta por un centro infantil antes de la etapa de enseñanza obligatoria

Siempre es bueno que el pequeño se acostumbre a vivir ‘en sociedad’ cuanto antes, porque su vida implicará estar rodeado de gente. Los niños que han pasado por un centro infantil tienen más facilidades a la hora de iniciar su etapa escolar, ya que están acostumbrados a pasar tiempo con otros niños y a tratar con sus cuidadores.

4. Déjale claro que ¡no pasa nada!

Todo parte de la misma idea: es necesario enseñarle al niño que mamá no desaparece. Resulta difícil transmitir esta idea a un niño tan pequeño, porque para ellos lo que no está frente a ellos sencillamente no existe. Que el niño entienda que vas a volver es la clave del éxito, y ello lleva su tiempo. Tenemos que informarle cuando vayamos a ausentarnos, ya que así se puede preparar, aunque le cueste. También hay que despedirse de él, aunque llore. Se sentirá más abandonado si nos vamos por sorpresa y sin decirle nada. Además, si le explicamos adónde va a ir y qué hará, le tranquilizaremos en alguna medida. También hay que decirle cuándo volveremos.

¿Y tú, cómo crees que puede superarse la ‘mamitis’?