El Blog de Nanos


Deja un comentario

¿Qué es el coaching para padres?

autoestima-nino-quererse

Nadie dijo que ser padre fuese una tarea fácil: la responsabilidad que implica cuidar de la vida de otra persona, el miedo a maleducarla, el mantener una figura que inspire seguridad y autoridad a la vez que transmita amor y cariño…¡qué fácil lo hacían parecer los nuestros! Pero no, nadie nace aprendido (ni siquiera nuestros padres) y la paternidad es una labor de ensayo y error que lleva años de práctica y nunca se termina de dominar. Por suerte, cada vez existen más técnicas que nos ayudan a mejorar en esta ardua tarea que es criar a un hijo. Hoy hablamos del coaching para padres.

El coaching para padres consiste en un conjunto de herramientas que nos servirán para acompañar y guiar a nuestros hijos en su crecimiento personal –lo que nada tiene que ver con su rendimiento académico, o con lo educados y obedientes que sean-. Consiste en aprender a comunicarnos de una manera más eficaz con nuestro hijo, así como a apoyarle y darle confianza de forma óptima. También en contactar con él y ayudarle a desarrollar su ser, su humanidad y su grandeza interior, para que desde ahí pueda elegir, crear, relacionarse, convivir… En definitiva, ser feliz.

Como decimos, no se trata de una técnica concreta ni una suerte de pócima mágica que nos convierta en padres del año. Son un conjunto de herramientas con las que trabajar y crecer personalmente, para así permitirles crecer a ellos. De hecho, en el coaching para padres, uno de los primeros pasos que hemos de dar es el desarrollo de la capacidad para observar las diferentes situaciones familiares, así como las dinámicas emocionales, tanto propias como de tus hijos.

Una vez detectados los posibles conflictos, el “coaching” para padres nos ayudará a lograr una comunicación más afectiva y efectiva a la hora de resolverlos, así como a entender el poder que las palabras tienen a la hora de crear en el imaginario de los niños su propia imagen y autoestima, y así eliminar las creencias limitantes que podemos transmitirles inconscientemente. El objetivo es convertirnos en quienes les den impulso para que vuelen solos, y no en un lastre con el que cargar.

Aplicadas éstas técnicas, podremos descubrir nuevos potenciales en nuestros hijos y ayudarles a establecer sus propias metas, y también conseguir que se desarrollen como personas de una forma autónoma y que descubran quiénes quieren ser realmente, pero sabiendo que tienen el soporte necesario en casa para acompañarles y ayudarles en este largo viaje.

Anuncios