El Blog de Nanos


Deja un comentario

4 platos para cocinar con nuestros hijos

¡Llegó el fin de semana! Es verano y las agotadoras jornadas de playa no parecen ser suficientes para acabar con el ánimo de nuestros niños. Una buena alternativa es entrar en la cocina. Para ellos puede convertirse en toda una fuente de diversión y aprendizaje, a la vez que una oportunidad para enseñarles el valor de la comida y de una dieta equilibrada. Además, irles iniciando en labores domésticas de manera amena y didáctica es siempre una buena idea. Para ello, aportamos 4 platos para cocinar con nuestros hijos:

cocinar-hijos

  • Piruletas de frutas

La fruta y los niños, como el agua y el aceite, no mezclan bien. Convertirla en un plato divertido y que ellos mismos puedan crear podrá cambiar su forma de verla. Podemos elegir una fruta veraniega como el melón o la sandía, cortarla en trozos gruesos y utilizar moldes de galletas para hacer diferentes figuras con ellas. Insertando el resultado en palitos de madera ya tendremos nuestra piruleta de fruta lista para el postre.

  • Hamburguesas de pescado

Todavía no ha nacido el niño al que no le gusten las hamburguesas. Sin embargo, no resulta tan sencillo cuando hablamos de pescado. Mezclar ambos elementos es una buena forma de hacer la dieta de nuestro hijo más rica y saludable. Pescados azules como el jurel o el verdel son ideales para este plato, y además muy ricos en vitamina B.

  • Castillo de salchichas con puré 

Estas actividades no sólo sirven para incluir nuevos alimentos en la dieta de nuestros hijos, sino para reconvertir y hacer más atractivos los platos de su día a día. Habrá que echarle imaginación: el puré de patatas puede convertirse en una gran muralla franqueada por torres de salchichas, mientras en lo alto de las mismas ondea una bandera de zanahoria o cebolla. ¡Todo vale!

  • Macedonia de frutas con helado

Se trata de un plato fresco y divertido que les puede acercar a diferentes frutas. Podemos encargarles la tarea de pelar las frutas más sencillas (siempre bajo nuestra supervisión) mientras nosotros exprimimos unas cuantas naranjas. Con ello y su helado favorito, tendremos un postre fácil y fresco para el verano y con un chef muy especial.


Deja un comentario

69 millones de niños podrían morir en los próximos 15 años a causa de la pobreza

pobreza-infantil

Unicef ha lanzado un estremecedor informe en el que alerta sobre la precaria situación en la que se encuentra una significativa parte de la población infantil mundial y los riesgos que conlleva. Según el informe “Estado Mundial de la Infancia 2016. Una oportunidad para cada niño, 167 millones de niños vivirán sumidos en la miseria de aquí a 2030, de los cuales 69 millones morirán antes de cumplir los cinco años de edad.

La desigualdad y la pobreza se postulan como las principales causas de estas escalofriantes cifras. Y es que aquéllos niños que están en mayor situación de escasez tienen el doble de probabilidades de morir antes de los cinco años, o de sufrir desnutrición crónica. Además la mitad de estas muertes se concentraría en tan sólo cinco países: India, Nigeria, Pakistán, República Democrática del Congo y Angola.

La educación es la mejor vía de desarrollo, tal y como establece el informe, que calcula que, como promedio, por cada año de formación que recibe un niño, sus ingresos futuros se incrementarán en un 10%. De no corregir esta situación más de 60 millones de niños no estarán escolarizados en los países menos desarrollados en el año 2030.

Las también alarmantes tasas de riesgo de pobreza en España -34,4%- han llevado a Unicef a instar en el mencionado informe al nuevo Gobierno a “concretar un plan para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que incluya indicadores de lucha contra la desigualdad y que se centre específicamente en llegar a los niños más vulnerables de nuestro país”.


Deja un comentario

¿Puede un año sabático ayudar a tus hijos conseguir trabajo?

hijos-memoria

Si tienes hijos un poco mayores y te planteas cuál debe ser su estrategia educativa en el futuro, te interesará saber que el llamado “año sabático” (ese lujo que no todos podemos permitirnos) al acabar los estudios universitarios puede convertirse en todo un punto de apoyo a la hora de conseguir un primer empleo. ¿Quieres saber por qué?

Según recoge un reciente reportaje de El País, el número de españoles con estudios superiores crece de forma exponencial. En 2010, solo el 26% de la población tenía estudios superiores; en 2013 ya era el 41,1%, según el Instituto de Estudios Económicos con datos de la OCDE. Tal vez por eso, para los graduados universitarios es cada vez más difícil resultar atractivos para las empresas. Éstas acumulan cientos de currículos, cada cuál más atractivo, por lo que la ‘titulitis’ ha provocado que elementos diferenciales como la experiencia personal de los candidatos pasen a ponerse en valor.

Así, una de las últimas tendencias en los procesos de selección llegada de Estados Unidos es tener en cuenta en los procesos de selección la denominadas soft skills (en español, habilidades blandas): en una era en la que los conocimientos técnicos se dan por hecho, el factor diferenciador es la capacidad de saber comunicar, trabajar en equipo y adaptarse rápido a los cambios. Y esas destrezas todavía no se estudian en las universidades públicas españolas.

Por ejemplo, en el mundo anglosajón hace décadas que los estudiantes toman el llamado Gap Year (en español, año sabático) justo antes de comenzar la universidad universidad o una vez comenzado el grado. Durante este periodo viajan a otros países para trabajar, realizar voluntariados o prácticas y descubrir qué es lo que les apasiona, cuál es su vocación. La máxima de esta escapada es madurar, aprender a ser independiente y saber tomar la iniciativa.

Sin embargo, según El País, España todavía está lejos de esa mentalidad. “Los alumnos de primero de carrera llegan cada vez más inmaduros. Puede que se deba a la sobreprotección de los padres y de los centros. Este tipo de experiencias les servirían para afianzarse y volver más preparados para afrontar los estudios”, comenta Gaspar Roselló, vicerrector de estudiantes de la Universidad de Barcelona.


Deja un comentario

Reino Unido pagará a los abuelos que cuiden de sus nietos

cantar-coche-ninos

¿A que suena muy bien? Hoy en nuestro blog nos hacemos eco de esta noticia que nos ha parecido perfecta para iniciar un debate sobre el papel que juegan a día de hoy los abuelos en la educación y el cuidado de nuestros hijos. El Gobierno de Reino Unido ha aprobado una medida cuyo titular suena muy bien (el Ejecutivo pagará a los abuelos que cuiden de sus nietos), pero que tiene matices. Según recoge Cadena Ser, no podrán beneficiarse de ella los abuelos que no trabajen, y tampoco se trata de una ley específica para ellos, sino que tendrán que ser los padres los que decidan no acogerse a sus permisos de maternidad y cedérselos a los abuelos.

La idea es que millones de abuelos británicos puedan recibir una paga del Estado por cuidar a sus nietos menores, que se corresponde con la paga que el Gobierno da a día de hoy a los padres. Éstos podrán cedérsela a los abuelos, según las reformas que está preparando el Canciller económico George Osborne, y que publica el Sunday Mail. Así, por primera vez se van a poder reclamar los “permisos de abuelos” para cuidar de los nuevos nietos hasta un periodo no superior a un año.

Según el ministro de finanzas del gobierno de Cameron, los nuevos padres podrán transferir sus ayudas y permisos parentales a los abuelos de su recién nacido, lo que les permitiría volver a trabajar antes si lo desean. Solo los abuelos que estén trabajando y tengan que dejar su puesto para aplicar por los beneficios, recibirán compensación económica. No será así para los mayores que estén ya retirados o que no trabajen más en que el entorno doméstico. A los abuelos empleados, después de un año, se les garantizará que podrán reclamar de vuelta su puesto de trabajo.

Dependencia de los abuelos

Esta medida responde, con más o menos acierto e intensidad, a un problema muy de nuestro tiempo que se repite en muchos países de Occidente. Osborne lo resume así: “Más de la mitad de las madres trabajadoras dependen de los abuelos para el cuidado de los niños cuando vuelven al trabajo después de tener un bebé. En muchas familias, los abuelos desempeñan un papel central en el cuidado de sus nietos y ayudar a mantener bajos los gastos que supone el cuidado de los niños”.

Lo mismo ocurre en España y en muchos otros países, donde no existen medidas eficaces para que la conciliación de la vida familiar y profesional sea una realidad, de forma que la decisión de tener un hijo no suponga un descalabre del día a día de las familias. ¿Es esa falta de medidas un freno a la natalidad? ¿Es necesario implantarlas para ayudar a las familias y para garantizar un futuro en el que las parejas no eviten tener descendencia? ¿Qué medidas crees que deben adoptarse?

Os dejamos con un video en el que se compara el modelo sueco con el español. ¡Tenemos mucho que aprender de ellos! 🙂

http://www.lasexta.com/programas/salvados/david-pallares-conciliacion-familiar-suecia-dan-libertad-hacer-que-quieras_2016031357239a116584a81fd881f6c1.html


Deja un comentario

Un mundo sostenible desde la visión de un niño de 10 años

resize_1405104363
¿Sabes quien es Ismael Costa y por qué hoy protagoniza nuestro blog? Este niño se convirtió en el único finalista sudamericano de un concurso de ensayos sobre ecología realizado en Inglaterra de la mano de la organización británica para la comprensión de la vida sustentable The Living Rainforest. En su categoría, obtuvo el primer premio a nivel internacional.
Se trata de un estudiante de 10 años del Colegio Saint George en Montevideo. Ismael fue uno de los más de mil niños que en verano enviaron al concurso un ensayo respondiendo a la pregunta: “¿Qué es una vida sustentable para mí?”.
El trabajo del niño, escrito en inglés, describe cómo festejará algún día el cumpleaños número 10 de su hijo o hija para explicar su idea de sustentabilidad. Karl Hansen, director de The Living Rainforest, explicó en el comunicado de la organización que a través de esta competencia y debate internacional de ensayos se ofrece a los más pequeños la “oportunidad de hacer oír sus voces en una plataforma global, e involucrarse en discusiones con sus pares sobre los temas de sustentabilidad y medio ambiente que son importantes para ellos”.

La carta de Ismael

¿Qué es una vida sustentable para mí?

“Mi nombre es Ismael. Soy un niño de 9 años de Uruguay y cumpliré 10 años el próximo 3 de febrero.

Permítanme explicarles a qué me refiero con sustentabilidad describiendo cómo algún día festejaré el cumpleaños número 10 de mi hijo/hija.

Primero, todos los amigos de mi niño llegarán en bicicleta o en un transporte público limpio. Imagino que en el futuro las ciudades tendrán sendas para bicicleta en todas partes. Andar en bici es bueno por muchas razones: es saludable y bueno para desarrollar piernas fuertes, no contamina el ambiente, ¡y es muy bonito y divertido!

Todos los regalos estarán envueltos en papel reciclado. Y nadie traerá un arma de juguete, porque las armas nos son juguetes, ¡y porque no tienen nada que ver con la sustentabilidad! Libros impresos en papel reciclado serán muy bienvenidos, al igual que los libros electrónicos.

La fiesta será celebrada en un edificio sustentable. Por “edificio sustentable” me refiero a uno que haga un uso responsable de la energía, el agua y los deshechos.

El sistema de energía del edificio estaría basado en paneles solares y molinos de viento. El sistema de iluminación sería eficiente, por lo que las luces serían encendidas solo cuando fuera necesario. Sé que la electricidad cuesta mucho más durante la noche, porque todos están en casa usando sus aparatos electrónicos, así que la fiesta sería celebrada a la luz del día.

El manejo del agua también es un gran tema para que la fiesta sea sustentable. Debemos ahorrar agua porque es un recurso escaso. No podemos vivir sin agua. Necesitamos agua para tomar, limpiar el edificio, regar las plantas, para los baños y lavar la vajilla. El edificio tendría un sistema para reciclar agua, para que cuando lloviera las plantas fueran regadas con agua reciclada. ¡Esta agua también sería usada para limpiar el edificio y los baños!

Los desperdicios producidos durante la fiesta serían clasificados en orgánicos, plástico, vidrio, pilas, latas y papel. Los desechos orgánicos serían reciclados con el fin de producir abono. Debemos aprender cómo producir menos basura.

La torta estaría hecha con ingredientes obtenidos a partir de agricultura sostenible y horneada en un horno de energía solar.

Sé que algún día el sol dejará de brillar. Cuando este momento llegue, espero que ya hayamos aprendido a vivir en otros planetas de manera sustentable, para que mi tatara tatara tatara tatara tatara tatara tatara tatara nieto también pueda tener una agradable fiesta de cumpleaños”.

¿Qué te ha parecido su carta? ¿Qué crees que podemos hacer a nivel educativo para inculcar en los niños la voluntad de crear un mundo sostenible?


Deja un comentario

¿Sabía que educar las emociones previene el acoso?

acoso-escolar-bullying

¿Sabías que educar las emociones de tus hijos puede servir para algo tan importante como prevenir el acoso? Así lo asegura la doctora Marisa Navarro, autora del libro La medicina emocional, quien comenta en este texto que nuestras emociones dependen de nuestros pensamientos, y que ambas determinan nuestras actitudes y acciones. Su control es, por tanto, vital para controlar nuestra vida.

Esta es, a su juicio, una de las primeras enseñanzas que debieran impartirse en la infancia. ¿Por qué? Porque ayudaría a los niños a tomar conciencia de que pueden llevar las riendas de su propia vida y de que sus sentimientos no dependen mayormente de lo que les ocurre a su alrededor, sino de la interpretación que hacen sobre lo que está sucediendo.

Así, según Navarro, es importantísimo enseñar a los pequeños varias cosas:

  1. Manejar sus pensamientos
  2. Tranquilizar su mente
  3. Cuidar sus emociones
  4. Potenciar su fuerza de voluntad
  5. Saber elegir
  6. Aumentar su autoestima
  7. Ser empáticos
  8. Ser comunicativos y comprender las emociones de los demás
  9. Tener habilidades sociales
  10. Tener autocontrol y ser tolerantes

Todas estas habilidades, asegura Navarro en un texto recogido por Ser Padres, permitirán a los pequeños ser más felices, disfrutar más de la vida y gozar de una mayor salud. Y es que conocer cómo funcionamos a nivel emocional, comprendernos y aprender a manejar nuestras emociones es fundamental para desenvolverse en el mundo. Además, las emociones están presentes en cada paso que damos y saberlas gestionar nos permite sacar el máximo potencial en todos los aspectos de nuestra vida. Tanto es así que Navarro considera que la educación emocional podría prevenir el acoso, la violencia en las aulas y la agresividad. “Además, mejoraría el rendimiento escolar y haría hombres y mujeres mas felices, eficientes, capaces de afrontar con más optimismo y fortaleza los contratiempos”.

De hecho, en otros países, como Gran Bretaña y Estados Unidos, se está empezando a dejar de lado la idea de que el progreso y el dinero garantizan la felicidad. La consecuencia pasa por implantar proyectos de educación emocional en las escuelas. España está siguiendo esta pasos, pero aun queda mucho por hacer…
¿Y tú, qué opinas?
Fuente: Marisa Navarro, doctora en Medicina por la Universidad de Alicante.


Deja un comentario

5 consejos para ayudar a aprender a hablar a tus hijos

ninos-fuerza-vuluntad

Enseñar a los peques de la casa a hablar es una tarea que requiere tiempo, paciencia… y un buen arsenal de herramientas y consejos para apoyarles en su proceso de aprendizaje. ¿Cómo? En El Blog de Nanos os traemos varios consejos para ayudarte a ayudarles convirtiendo a la vez este camino en algo divertidísimo. ¡Toma nota!

1. Déjale que tome la iniciativa y dale tiempo

Muchas veces tendemos a acabar sus frases o a impacientarnos cuando el pequeño se lanza a contarnos algo. Dale su tiempo y espera a que termine para contestarle lo que creas necesario. Puede que le lleve algún tiempo identificar la palabra apropiada, pero seguro que se siente mucho mejor consigo mismo si la encuentra solito… ¡y seguro que no vuelve a olvidarla! También es positivo no dejar que el niño se limite a señalar algo para que se lo demos, sino que le instemos poco a poco a esforzarse en pedirlo verbalmente.

2. Ajusta tu lenguaje al del niño

Con esto no queremos decir que uses cuatro palabras cuando te dirijas a él, pero utilizar vocablos excesivamente complejos o referentes a elementos subjetivos hará que la labor de aprender se le haga muy cuesta arriba. Le ayudaremos si utilizamos frases y palabras sencillas, aunque no debemos extrapolar este comportamiento a cualquiera que nos rodee. Si hablamos con otro adulto delante de él, lo correcto es hablar normalmente.

3. Evita las correcciones directas

Es mucho mejor hacer correcciones indirectas que directas. Así reforzarás su autoestima y evitarás que el pequeño sienta que se le hace cuesta arriba la labor de aprender. Por ejemplo, si se refiere a un gato como ‘miau’, confírmale que sí, que lo que está viendo es “un gato”, pero sin anunciarle que lo que ha dicho está mal. Tampoco es bueno intentar que repita con nosotros las palabras que le digamos. El pequeño debe aprender sus primeras palabras a su ritmo.

4. Usa trucos para ampliar su lenguaje

Por ejemplo, extender poco a poco sus frases por él: si el niño dice que el perro ladra, podemos añadir que sí, que el perro ladra muy fuerte, o que el perro de la vecina ladra. También podemos crear preguntas de elección para que contesten según su antojo: “¿Quieres un poco de manzana o de naranja?” ¿”Jugamos con los colores o con el puzzle?” Así no sólo podrá adquirir la estructura de la pregunta y usarla él mismo en el futuro, sino también ensayar su respuesta ya que necesariamente tendrá que pronunciar una u otra opción.

5. ¡Cuentos y canciones!

Una técnica muy eficaz para que los peques de la casa vayan adquiriendo vocabulario es utilizar reglas mnemotécnicas. Por ejemplo, acudir a cuentos y canciones. Es una evidencia que recordar palabras es mucho más sencillo si las cantamos, porque las asociamos al ritmo musical, porque establecemos rimas entre ellas y ¡porque es mucho más divertido!  Las canciones infantiles están cargadas de palabras de uso obligado para los niños (‘en el coche de papá…’) que aprenderán encantados. En cuanto a los cuentos, son un básico para el aprendizaje. Usa los adecuados: existen, por ejemplo, cuentos enfocados a la realización de actividades de forma lúdica, que estimulan el lenguaje oral. Praxias bucofaciales, ritmo, respiración, soplo, discriminación auditiva, vocabulario temático, conceptos básicos, lenguaje comprensivo y expresivo…

¿Te han servido estos consejos? ¿Cuáles son tus tácticas para enseñar a hablar a tus hijos?