El Blog de Nanos


Deja un comentario

¿Existe una brecha digital entre alumnos y profesores?

pantallas-ninos

¿Sabías que el 93% de los docentes de España y Latinoamérica recomienda introducir proyectos digitales de enseñanza en las aulas, asociándolos con una mejora de los actuales déficits en la educación? ¿Y que estos mismos docentes apuntan hacia una falta de conocimientos del profesorado? En concreto, un 63,6 por ciento de ellos reclama más formación en nuevas tecnologías como fórmula para mejorar la calidad de la enseñanza, y aseguran necesitar mejorar sus conocimientos en cuanto a nuevas metodologías de educación relacionadas con el entorno TIC (64 por ciento), tales como la gamificación o el flipped classroom.

Son algunas de las conclusiones a las que llega el II Estudio sobre el uso de la Tecnologías en el Aula, elaborado por Blinklearning en colaboración con la Universidad Rey Juan Carlos.

Del estudio, en el que han participado en esta segunda edición un total de 740 docentes de España y Latinoamérica (tanto de centros públicos como concertados y privados, e incluyendo todos los niveles de educación), se desprende que el gran reto educativo del momento es la renovación digital como vía para mejorar los déficits de la enseñanza. De hecho, un 69,5 por ciento de los encuestados asegura que la falta de motivación de los alumnos es uno de los problemas clave del sistema actual, y un 60,6 por ciento relaciona esa falta de motivación con la ausencia de tecnología en las aulas.

El estudio también analiza cuáles son las principales ventajas de las nuevas tecnologías para los profesores, siendo la principal de ellas la posibilidad de crear contenidos propios y personalizados. Compartir conocimiento con el alumnado y mejorar la comunicación con éste son otras de las ventajas más destacadas por los encuestados.

Además, si incorporar las nuevas tecnologías es importante para los docentes (un 65 por ciento así lo asegura, según el estudio), también lo es la implicación de los padres, algo que valora un 61 por ciento de los participantes.

Una brecha comunicativa entra alumnos y profesorado

En cuanto a los déficits de los alumnos, la amplia mayoría de los participantes en el estudio hacen referencia a su falta de comprensión lectora (84 por ciento), seguida de la falta de comprensión de contenidos teóricos (55,6 por ciento). El uso de la nuevas tecnologías, al contrario de lo que ocurre con el profesorado, rara vez es un problema para los alumnos: solo un 19 por ciento de ellos tiene dificultades en su uso, lo que dibuja una brecha entre ambas generaciones que influye negativamente en la comunicación educativa entre ambas.

En cuanto a las nuevas técnicas que utilizan los profesores para impartir sus clases, un 79 por ciento ya practica las denominadas nuevas metodologías educativas. La más utilizada es la enseñanza colaborativa (79,1 por ciento), seguida del aprendizaje por proyectos (56,7 por ciento) y el trabajo por competencias (53,3 por ciento). Por el contrario, metodologías como la clase invertida (flipped classroom) o la gamificación aún se utilizan relativamente poco: un 29,4 y un 18,2 por ciento respectivamente.

El estudio también analiza los aparatos tecnológicos más usados en las aulas: destacan los ordenadores y portátiles (61,3 por ciento), seguidos de iPads (34,7 por ciento) y teléfonos móviles (31,5 por ciento).

Anuncios


Deja un comentario

¡La robótica llega a las aulas!

robotica-ninos

La era de las nuevas tecnologías ha llegado para quedarse y los cambios en esta materia no hacen sino aumentar exponencialmente. Por eso la robótica se ha convertido en una de esas asignaturas que, lejos de ocupar un espacio en la ciencia ficción, se han convertido en una realidad en muchas aulas españolas y de todo el mundo. Cada vez nos valemos en mayor medida de aparatos que cumplen por nosotros esas tareas del día a día que tanto tiempo nos quitan. Por eso es importante formar a los pequeños en una de las ramas de las TIC que, sin duda, más puestos de trabajo generará en el futuro.

Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid, la asignatura Tecnología, Programación y Robótica ya es obligatoria para los cursos de primero y tercero de secundaria. Fuera del territorio, la asignatura STEM (acrónimo en inglés de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) invade las aulas de Estados Unidos y Reino Unido. Y ello pasa no sólo por enseñar competencias digitales y programación, sino también ética y buen uso.

Pero ¿cuáles son los beneficios pedagógicos que acompañan a esta asignatura? Francesc Esteve, profesor del departamento de pedagogía, especializado en tecnología educativa, de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona, los enumera para El País: “Sin duda, la programación y la robótica tienen enormes potencialidades educativas, ya que, además de la motivación, nos permiten trabajar niveles de aprendizaje más profundos; no solo memorizar o recordar, sino también analizar, resolver o crear, y desarrollar así competencias clave para el siglo XXI, como son aprender a aprender, trabajar en equipo, la iniciativa o la creatividad”, asegura.

Eso sí, también advierte que “tenemos que ir con cuidado y no movernos por modas cuando hablamos de educación. Primero, porque la competencia digital abarca mucho más que la programación. Hay que enseñarles a hacer un uso ético, crítico y saludable de la tecnología. Saber decir que no y conocer las consecuencias del empleo de la tecnología en determinadas circunstancias. Esto no se puede descuidar”.

No hay que olvidar que detrás de estos movimientos a veces hay intereses comerciales y una forma muy parcial de ver el mundo, dejando de lado las ciencias sociales, el arte, la música y todos los valores que ello implica. En Reino Unido, donde nos llevan mucha ventaja en la integración de esta disciplina en el currículum de los niños, se está desarrollando una gran corriente crítica en torno a estos conceptos. Lo importante es saber qué tipo de sociedad queremos y tener claro que conseguirlo dependerá de la educación que demos hoy a los niños.

Más allá de ello, en Nanos queremos exponer algunas de las ventajas de enseñar a los niños robótica en las aulas:

  • Gracias a ello se involucran activamente en su propio proceso de aprendizaje
  • Ayuda a desarrollar la intuición científica y de ingeniería
  • Potencia sus habilidades de investigación y resolución de problemas, así como lectura, escritura, habilidades de presentación y creatividad
  • Construye auto-pensadores que además son capaces de apreciar el valor de la auto-motivación y de sentirse con recursos
  • Permite que conseguir sus metas se transforme en un hábito
  • Los niños se convierten más fácilmente en autodidactas activos
  • La robótica fomenta la habilidad para resolver los problemas mediante estrategias centrándose en el razonamiento lógico, analítico, y pensamiento crítico. Esta habilidad es la base de muchos campos científicos así como de otras áreas profesionales
  • La robótica prepara a tus hijos para enfrentarse al mundo competitivo, especialmente en las ciencias tecnológicas, las de mayor demanda en la actualidad y en el futuro

Por todos estos beneficios -¡y porque los niños se lo pasan pipa!-, la robótica como forma de desarrollar el potencial asegura un retorno de la ‘inversión’ incalculable tanto para niños como para padres.